Situaciones complicadas

CineBox Aualon Puerto Huelva.- T.O.: "It´s complicated" .- Producción: Estados Unidos, 2009.- Duración: 118 minutos.- Dirección y guión: Nancy Meyers.- Fotografía: John Toll.- Música: Hans Zimmer.- Montaje: Joe Hutshing y David Moritz.- Diseño de producción: Jon Hutman.- Intérpretes: Meryl Streep, Alec Baldwin, Steve Martin, John Krasinski, Lake Bell, Caitlin Fitzgerald, Koe Kazan, Hunter Parrish, Rita Wilson.

Dicen en Hollywood, tras lo bien que se ha comportado la taquilla en el año que acaba de terminar, llenando las salas sorprendentemente a pesar de la crisis económica, que lo que único que no pueden predecir los productores - ¡qué más quisieran! - es el destino de sus películas en las salas. Y así algunos títulos han dejado absortos a muchos de sus artífices que no esperaban tanto de ellos. Y algo que también vuelve a presentarse como muy revelador. En época de problemas económicos los ciudadanos van al cine, tal vez porque es un entretenimiento barato o porque, como ocurría en los años 30, tras el crack económico de 1929, los norteamericanos frecuentaron este pasatiempo con más asiduidad optando por las películas cuyos protagonistas eran gente rica y acomodada.

Tal vez es lo mismo que le está pasando a No es tan fácil que nos presenta a Jane, regentando con éxito y buena clientela una panadería en Santa Bárbara, que le permite vivir muy bien y habitar una casa enorme y suntuosa para ella sola, que, como cuantos no saben en que gastarse el dinero, pretende reformar, lo cual no es necesario. El arquitecto que ha contratado le tira los tejos, mientras ella vive un romance con su ex marido, Jake, casado con una mujer mucho más joven que él y cuya situación ella pretende disimular frente a sus hijos. Cuando Jane y Jake viajan a otra ciudad para asistir a la ceremonia de graduación de uno de sus hijos, todo empieza a complicarse. Por su lado el arquitecto, Adam, está en pleno proceso de divorcio y está enamorado de Jane, con la que pretende formar pareja. El triángulo está en marcha.

En las películas de Nancy Meyers, todas inevitablemente sobre asuntos femeninos o feministas - recordemos En que piensan las mujeres (2000) y Cuando menos te lo esperas (2003) -, tienden a una temática sobre cuestiones de amores otoñales, frágiles, en crisis y con fulgores de cierta fogosidad juvenil trasnochada y voluntarista. Una especie de women´s picture, vivo retrato de la propia realizadora, aficionada a estas comedias románticas protagonizadas por adultos. Y todo ello con rasgos de humor fácil, previsible, situaciones aparentemente comprometidas, con aire distinguido y un peculiar tratamiento de las relaciones hombre-marido, divorciados, etc. Sin que falte el tono amable del "todo va bien", aunque la fiesta vaya por dentro con signos equívocos. En cierto modo es la imagen de mucha gente de nuestro tiempo.

Como pasa siempre estas comedias no serían lo que son sino contaran con buenos intérpretes y esa es otra de las bazas que suele jugar Nancy Meyers, la realizadora, que cuenta aquí, sobre todo, con Meryl Street, que si últimamente está siempre al borde la sobreactuación, procura soslayar esas vibraciones y plasmar el retrato fidedigno de su personaje, en este caso para que el espectador tenga conciencia de su mundo interior y con inflexiones y matices propios de la gran actriz que es, tantas veces premiada y ahora candidata a un Globo de Oro como mejor actriz de comedia, ya que el film presenta esa nominación además de las de mejor película y mejor guión. No creo que sea para tanto pero en esto de los galardones, nunca sabe uno a que carta quedarse. Con ella otros dos buenos actores en el género: Steve Martin, tan encasillado siempre, y Alec Baldwin, que es intérprete de dimensiones múltiples. Apreciable banda sonora que hace más amable y llevadera la película, ideal para amantes de la comedia a cualquier precio y con reparto rutilante. Quizás echemos de menos una cierta ironía y un guiño más picaresco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios