San Sebastián aguarda el palmarés sin un claro favorito a la Concha de Oro

  • La argentina 'Cerro Bayo' y la china 'Addicted to love' cierran con encanto la competición

La película argentina Cerro Bayo y la china Addicted to love dejaron ayer buen sabor de boca al cerrar con encanto una Sección Oficial de la 58 edición del Festival de Cine de San Sebastián, que hoy entrega sus premios sin que ninguno de los filmes a concurso haya maravillado.

Tras la proyección de las 15 películas que compiten por la Concha de Oro, la media es notablemente baja. Pero la última jornada de competición ha llevado a San Sebastián dos películas sencillas, bien interpretadas y honestas en su planteamiento.

Por un lado, Cerro Bayo, segundo largometraje de la directora Victoria Galardi, plantea la historia de una familia en un pequeño pueblo de la Patagonia, llena de personajes miserables, de los que Galardi quería mostrar sus luces y sombras, según explicó ayer.

El intento fallido de suicidio por parte de Juana Keller, la matriarca de una familia, es la excusa para contar los problemas de la gente de su alrededor. "Para mí la familia tiene todo el interés" porque en su seno se pueden generar "todos los conflictos posibles para hacer una película", subrayó.

Tan simple es también el planteamiento de Addicted to love, del chino Liu Hao, una tierna película en la que el amor y el olvido se mezclan con la cotidianeidad y la familia. Un obrero jubilado de una fábrica que vive en un barrio de Pekín se encuentra un día con una vieja amiga, un amor de juventud. Tras el frío primer encuentro, los dos amigos empiezan a verse con asiduidad como si los años no hubieran pasado. Una historia protagonizada en su mayor parte por actores no profesionales, según comentó Liu Hao, que ha destacado que la pareja protagonista ha hecho una composición muy cercana a sus vidas reales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios