Rosa Torres promoverá las grandes infraestructuras en estos cuatro años

  • Su programa para esta legislatura incluye veinte nuevos equipamientos · Se dedicará mayor atención al patrimonio arqueológico sumergido para evitar situaciones de expolio por los 'cazatesoros'

La consejera de Cultura, Rosa Torres, presentó ayer ante la Comisión de Cultura del Parlamento las líneas generales de actuación de su departamento para los próximos cuatro años, gestión que estará marcada por la creación de una veintena de grandes infraestructuras y la consolidación de las industrias culturales, ambos retos materializados en la creación de dos nuevas direcciones generales dedicadas a ambas políticas.

Algunas de las actuaciones más importantes de Cultura serán el Centro de Creación Contemporánea (C4) de Córdoba, el Museo Íbero de Jaén, el Parque de los Cuentos, el Centro Lorca de Granada, el Auditorio de Málaga y la ampliación del Bellas Artes de Sevilla. Para la culminación o desarrollo de estos "proyectos emblemáticos", Torres explicó que se ha creado la nueva Dirección General de Infraestructuras Culturales como órgano especializado.

La consejera señaló que todas las actuaciones de su departamento girarán sobre tres ejes, que se desprenden del Plan Estratégico para la Cultura en Andalucía (PECA): la modernización de la administración, el fortalecimiento de las industrias culturales y el acercamiento de los ciudadanos a las instituciones culturales.

En materia de Bienes Culturales, se desarrollará la recientemente promulgada Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía y, como uno de sus aspectos más novedosos, la ejecución de medidas de descontaminación visual del Patrimonio a través de ayudas a las corporaciones locales para la redacción y aplicación de planes.

Torres hizo hincapié asimismo en la atención que se otorgará al patrimonio arqueológico sumergido. Para ello se potenciará la coordinación entre los agentes y fuerzas de seguridad, "para evitar situaciones de expolio y la sensación de impunidad por el efecto llamada de los cazatesoros". La consejera destacó además la figura de protección y gestión de los Parques Culturales, que englobará varios bienes con valores paisajísticos y ambientales diversos.

Del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), que inicia una nueva andadura como agencia pública empresarial, Torres señaló entre sus ejes de actuación el impulso de la investigación y la creación del Laboratorio del Paisaje Cultural, para el análisis y conservación de estos espacios tanto rurales como urbanos.

Sobre la política de libros, Cultura busca dar un impulso definitivo a la aplicación de las nuevas tecnologías a través de catorce iniciativas, entre las que cabe citar la Biblioteca de voces de la Biblioteca virtual de Andalucía, la ampliación del portal web a todas las bibliotecas públicas municipales y la automatización del depósito legal. Además, se ejecutarán proyectos como el Parque de los Cuentos, el Centro Federico García Lorca, la nueva sede de la Biblioteca de Andalucía y la rehabilitación de la sede del Centro Andaluz de las Letras. También se redactará una nueva Ley de Archivos, que actualice el marco jurídico, y se elaborará el Plan de reproducción documental.

Respecto a los museos, y en colaboración con el Ministerio de Cultura, se procederá a la rehabilitación del Palacio de la Aduana como sede definitiva del Museo de Málaga, a la reforma integral del Museo Arqueológico de Sevilla y a las ampliaciones del Museo de Bellas Artes de Sevilla, el Museo de Cádiz y el Arqueológico de Córdoba. También hay que reseñar la construcción por la Junta del Museo de Arte Íbero en Jaén.

El apoyo al arte contemporáneo proseguirá desde la renombrada Dirección General de museos y arte emergente a través de las ayudas y los premios Iniciarte y se desarrollará una red de espacios de creación plástica como Santa Lucía en Sevilla. Además, se ha creado el Centro Andaluz de la Imagen, que absorbe las funciones del Centro Andaluz de la Fotografía y de la Filmoteca de Andalucía, y entre cuyos retos figuran la creación de una red de salas de proyecciones fílmicas y de una residencia de artistas.

En artes escénicas, cabe citar la puesta en funcionamiento de una Plataforma digital para músicos andaluces, el apoyo a la industria discográfica o la creación del Centro Coreográfico Andaluz en el Pabellón del Siglo XV de la Isla de la Cartuja, en Sevilla. Además, la nueva Dirección General de industrias culturales y artes escénicas pondrá en marcha nuevas líneas de financiación y de apoyo a la comercialización e internacionalización de los productos culturales, sobre todo el flamenco.

Por último, para promover el consumo cultural entre los jóvenes, Torres anunció que se trabaja ya en la creación del denominado Bono Joven, que se podrá canjear por entradas para espectáculos, libros, discos, conciertos y productos culturales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios