El Rijksmuseum homenajea a Anna Atkins, la primera mujer fotógrafa

El Rijksmuseum de Amsterdam inauguró ayer Nuevas realidades, una exposición sobre los inicios de la fotografía en el siglo XIX con 300 instantáneas que exploran sus primeros usos científicos, arquitectónicos y policiales, y en la que destaca el trabajo de Anna Atkins, considerada la primera mujer fotógrafa. "No todo el mundo lo sabe, pero el Rijksmuseum no sólo posee pinturas del siglo XVII, sino también una colección de más de 150.000 imágenes", explicó la conservadora de la institución Mattie Boom.

La primera parte de la muestra está dedicada a Anna Atkins, la botánica inglesa considerada una pionera de la fotografía porque editó, en 1843, el primer libro compuesto exclusivamente de instantáneas. La publicación, expuesta como un tesoro por el Rijksmuseum, se llama Fotografías de algas británicas y su propósito inicial era exclusivamente científico ya que refleja la forma de cientos de estas plantas marinas. Atkins no necesitó una cámara para su propósito, sino que utilizó la técnica de la cianotipia. "Probablemente porque era vecina de John Herschel, el inventor de ese procedimiento fotográfico", explicó Boom.

Nuevas realidades se expondrá en el Rijksmuseum hasta el 17 de septiembre y convivirá con Pequeñas maravillas, una muestra de 130 tallados de reducido tamaño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios