Arcángel. Cantaor

"Quiero que la gente se empape de flamenco, del clásico y del renovado"

  • El onubense presenta el viernes en Huelva su nuevo espectáculo, 'Quijote de los sueños', en el que pone voz a los poemas de Cobos Wilkins · Asegura que se trata de su trabajo "más personal" y el "más maduro".

Comentarios 1

Éste es un buen momento para Arcángel. El cantaor onubense viene de unos meses cargados de proyectos y en los que por fin pudo sacar a la luz su disco más ambicioso. Aliado con el poeta Juan Cobos Wilkins, en Quijote de los sueños se encuentra la esencia de Arcángel, ese gusto por el flamenco más puro, que pone sus raíces para una evolución natural y sólida de su mano. El viernes, el público onubense tendrá la oportunidad de ver por primera vez íntegro el resultado.

-¿Qué se va a encontrar el público en Quijote de los sueños?

-El espectáculo lleva al directo el último disco. Se van a hacer todos sus temas y seguramente algunos más de otros y cosas populares. Intento hacer una música con la mayor calidad posible, hacer un espectáculo donde la gente se empape y se meta dentro del flamenco, tanto del clásico, que a mí tanto me gusta, como del más renovado.

-¿Sorpresas para el viernes?

-Alguna hay pero no para decirlo.

-Pero será especial actuar aquí.

-Siempre que uno viene a su tierra le pone un poco más de esmero y cariño. Como profesionales, en todos los sitios intentamos dar el máximo, pero, lógicamente, al venir a tu tierra, un plus de afecto y de responsabilidad existe.

-Y con fandangos de cierre.

-Es la seña de la casa. Siendo de aquí de la tierra, es un cante que todo el mundo espera. Me alegra, me enorgullece como onubense, que la gente, cuando vas por ahí, siempre esté esperando ese fandango de Huelva que le cae tan bien.

-¿Este disco es el más personal?

-Sin duda. No se si es mejor o peor, pero personal, seguro. He sido quien ha tomado el 90% de las decisiones del disco. He hecho la música de la mayoría de los temas, he elegido quien me hiciera los textos, y he elegido los músicos que quería que participaran en él. Lo he parido yo, por supuesto con la colaboración inestimable de todos los que aparecen en él. Es más personal porque yo he sido quien en todo momento ha tomado la última decisión.

-¿Por qué se ha fijado en la poesía de Juan Cobos Wilkins?

-Por varias cosas. Es un tipo de poesía que propone cosas. Su propósito es que la gente se cuestione cosas a través de lo que está leyendo, cosas que las tenemos muy cerca pero que, realmente, o le dedicamos poco tiempo, o, sinceramente, no nos damos cuenta y pasamos por ellas de puntillas. Y luego, la profundidad y la forma de expresar cosas, que en realidad están hablando de sentimientos muy cotidianos, muy comunes a todos los seres humanos pero expuestos de una forma tremendamente dificil.

-¿Son letras más comprometidas?

-Hay un poco de todo. Son letras para reflexionar, letras con alertas sociales, con toques de atención para que cada uno, evidentemente respetando la opinión de todos, exponga su punto de vista. Otra letra de José Ortiz Nuevo, autor que me gusta bastante, también es así. Hablan de las cosas que nos ocurren hoy día, un poco aderezadas con la salsa del que es poeta.

-¿Qué tal como productor?

-Ha habido momentos malos y momentos buenos, como en todo. Momentos de mucho agobio, de estar realmente metido en un callejón sin salida y no saber muy bien dónde tirar porque es la primera vez que afrontas ciertas cosas. Pero por otra parte, contento porque he sido capaz de sacar el proyecto adelante en un porcentaje alto de acuerdo con lo que ha quedado. Me siento satisfecho con el trabajo y espero que a la gente le haya gustado; y a quien no, que por lo menos admita que es un trabajo bien hecho.

-¿Cómo califica este disco dentro de su trayectoria?

-Es el más maduro, sin duda. Aunque imagino que el próximo también será un poco más maduro que éste porque el devenir del tiempo da esa madurez. En esta época de la vida, entre los 30 y los 50 años, estamos en una edad muy productiva donde todavía se está en plenitud de facultades y en plenitud de conocimiento de uno mismo.

-Esa productividad suya siempre maneja el purismo y la renovación.

-Siempre me muevo en esa dualidad que a mí me encanta. Con las raíces pero siempre mirando hacia adelante porque siempre he creído que la música es eso, respetar, conocer una tradición, pero dependiendo del punto de vista que cada uno tenga. Lo que hay que aportarle a la música es precisamente eso, la forma como tú la ves.

-Dijo una vez que el flamenco debe beber del agua de ayer y sonar a hoy mismo para tener sentido pasado mañana.

-Sí. Y lo sigo manteniendo. Eso es así. Hay gente que se empeña en enfrentar ambos mundos y es absurdo porque se necesitan. No serían posible el uno sin el otro.

-Ha hecho un homenaje a Paco Toronjo, otro gran renovador. ¿Era una deuda?

-Más bien una deuda conmigo mismo. Lo veo necesario porque sin duda es la figura onubense que ha alcanzado las cotas más altas. Aparte también creo que es bueno homenajear a la gente que uno tiene al lado porque a veces nos cuesta muchísimo. Es un homenaje merecido y desde la admiración pura y dura.

-También ha grabado con Fahmi Alqhai y estrenado Las idas y las vueltas, de fusión con el barroco. ¿Nueva muestra de innovación?

-Es verdad que son dos mundos distantes, pero hemos encontrado muchas similitudes, sobre todo rítmica y armónicamente. Lo hemos investigado para hacer un espectáculo donde combináramos realmente elementos de una música y de otra. Nos planteamos siempre un espectáculo donde de principio a fin estuviéramos tocando tanto la gente del barroco como la del flamenco, y que esta mezcla, además, fuera lo más natural posible.

-Tienen una gira internacional.

-Sí, vamos ahora por Alemania y también iremos a México. E incluso en 2013, a Holanda. Está funcionando bastante bien. Ya lo estrenamos en Granada, y también en Madrid, y en la Bienal de Roma.

-¿Compaginarán estos dos espectáculos con Olor a tierra?

-En principio son los tres que llevamos adelante, Olor a tierra, Quijote de los sueños y Las idas y las vueltas.

-¿Hay entonces un descanso en la grabación?

-Ahora mismo sí. Pero tampoco voy a tardar mucho en sacar el siguiente disco. Del tercero al cuarto creo que ha sido demasiada la espera, casi cinco años, y del cuarto al quinto va a ser bastante más rápido.

-¿De nuevo con renovación?

-Es inherente. La renovación en el cante flamenco y en la música es algo que va conmigo. Me gusta mucho reconocer los valores de lo tradicional pero no soy plenamente feliz hasta que no aporto algo de mi propia cosecha.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios