Puerto de las Artes o la cultura como altavoz de las desigualdades sociales

  • Huelva se engancha a las vanguardias artísticas gracias al festival, que a partir del viernes desplegará su octava edición en el centro y los barrios periféricos a través de cuatro propuestas rompedoras y comprometidas

Comentarios 1

Todo está por escribirse, por dibujarse, por actuarse, crearse, cantarse, construirse y, en definitiva, sentirse. Puerto de las Artes, el ciclo de arte contemporáneo que iniciará en tres días su octava edición bajo el lema Ciudad a Través, convertirá las calles de la ciudad -desde el centro hacia los barrios periféricos- en laboratorios artísticos en los que creadores pertenecientes a colectivos de Andalucía, Cataluña, Madrid y Galicia desarrollarán sus trabajos. ¿Cuál será el resultado?

La respuesta es una incógnita, aunque a buen seguro que éste contiene un cóctel talentoso de innovación, frescura, riesgo y compromiso. Porque el ciclo, que este año no ofrecerá exposiciones en sala, se ha propuesto hacer del arte una experiencia social a través de cuatro iniciativas que no pasarán desapercibidas y que sitúan a Huelva al nivel cultural de otras ciudades en lo que a vanguardia artística se refiere.

Según explicó ayer el director del ciclo, Jorge Arévalo, Puerto de las Artes quiere cubrir una necesidad que presenta Huelva: la ausencia de "experiencias artísticas" que permiten el reciclaje, la formación y reformulación de artistas tanto en activo como en proyección. Y es que el arte es mucho más que colgar un producto en la sala sagrada e institucional (el museo).

"En esta edición la protagonista será la ciudad de Huelva. Los artistas no vendrán a exhibir su obra, sino a crearla aquí, a trabajar, a mirar a la ciudad. Sobre todo, lo que queremos es estimular a los chavales que se están formando, a los creadores locales y la propia sociedad que, por ejemplo, se encuentra una performance en la calle Concepción. Todo ello sin olvidar la acción social, el compromiso que el arte tiene con la sociedad", aseguró el responsable.

Para ello, el ciclo propone dos talleres de creación: Prótesis para un caminante perdido y Poesía que cabe en un SMS. El primero de ellos es una iniciativa de walkscape impartida por los barceloneses Domènec, Pere Grimau y Pau Faus, en el que los asistentes realizarán una exploración del territorio a través de rutas por la capital; mientras que el segundo es una escuela de poesía breve a cargo de David Eloy Rodríguez y José María Gómez Valero -integrantes de La Palabra Itinerante- en la que estudiantes y creadores se podrán actualizar.

La iniciativa de intervención artístico-social Proyecto Bisagra, dirigido por Mon Aguilar y Eva Toro, es otra de las propuestas destacadas. Esta iniciativa que se acaba de desarrollar con éxito en Quito buscará crear interacciones entre los espacios urbanos y las personas que los habitan en barriadas como Las Amapolas, Nueva Huelva, el Torrejón, Pasaje El Greco, Verdeluz y la Hispanidad.

También a pie de calle, pero en el centro de la ciudad, se desarrollará Calle Concepto, con dos jornadas de arte e intervención en las que instalaciones, performances, intervenciones, proyecciones, y acciones acercarán la diversidad cultural a la ciudadanía rompiendo la cotidianidad comercial y previsible del centro urbano.

La diputada de Cultura, Elena Tobar, destacó ayer la apuesta que las administraciones y entidades patrocinadoras hacen por la cultura "no sólo como expresión artística, sino como pilar de desarrollo económico social" al impulsar este ciclo. La Diputación, según dijo, es patrocinadora del ciclo porque ve en él una oportunidad para promocionar la cultura contemporánea, "acercándola a cónclaves ciudadanos que por no tener los espacios adecuados o los recursos materiales suficientes" quedan apartados de estas opciones culturales.

El compromiso de Huelva Información con la cultura de la provincia también queda patente, una vez más, con el apoyo a este festival. Según aseguró el director de este periódico, Javier Chaparro, el ciclo es una apuesta por la cultura con mayúsculas a través de una programación cuidada y de calidad, por lo que quiso felicitar a su director, Jorge Arévalo.

En la misma línea, Juan José Blanco, director comercial del Puerto, manifestó que, a través de esta iniciativa, la entidad que representa se acerca a la ciudad con manifestaciones culturales "de forma diferente, innovadora y descentralizada", mientras que la directora de la UNIA, Yolanda Pelayo, señaló que el festival cumple con el lema de la Universidad de "expandir el conocimiento". Tanto es así que la institución académica no sólo es patrocinadora, sino que también organiza Prótesis para un caminante perdido.

Cajasol Banca Cívica también patrocina la cita. Su responsable, Pedro Machado, fundamentó el apoyo que la entidad brinda a Puerto de las Artes en el hecho de que supone un importante "acercamiento de la cultura y la educación a los barrios marginales" de la capital.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios