Jaydy Mitchel - Modelo y actriz

"Procuro mantener a mi hija alejada de todo esto"

  • Extremadamente prudente en sus declaraciones a los medios de comunicación, Jaydy Mitchel amadrinó la tienda que la firma Aire Barcelona inauguró en la céntrica calle Serrano de Madrid

Eran las diez de la mañana y Jaydy Mitchel ya se encontraba en manos de los peluqueros y estilistas que la preparaban para vestirse de novia. Lejos de pensar en un posible enlace con el futbolista Rafa Márquez, con quien mantiene una relación sentimental desde hace algún tiempo, la mexicana prefería concentrarse en "interpretar" el papel de novia vestida con un diseño de Aire Barcelona, línea más económica de Rosa Clará. Y es que, algo alejada de su faceta como modelo, Mitchel busca en la recreación de diferentes personajes -ya sea en cine, televisión o incluso posando para un catálogo- su siguiente destino laboral.

-¿Cómo surgió esta colaboración con Aire? Hacía tiempo que no posaba de blanco, ¿verdad?

-Sí. Hace bastante que no lo hacía, pero conocí a Rosa (Clará) y hablamos de colaborar juntas. Cuando hay feeling, surgen las cosas.

-¿Conlleva este traje algún significado especial para usted?

-Me gusta pero tampoco creas que tengo una especial predilección por él. Reconozco que no es cómodo para desenvolverte. Incluso es de los más difíciles puesto que, con la parafernalia del velo, la cola y todo eso, se vuelve una prenda complicada.

-Existe una tendencia en la mujer actual a contraer matrimonio lo menos disfrazada posible. ¿También se cumple esa premisa en Jaydy Mitchel? (pensando en su propia ceremonia nupcial)

-Por lo general, procuro ir cómoda y sencilla. Los diseños de noche, por ejemplo, aunque después luzcan, hay que saber llevarlos. Nunca me han gustado los excesos y, en la ropa, menos.

-¿Fantasea uno con su boda cuando, como ahora, se arregla para tal ocasión?

-No. Es como cuando presentas biquinis en pleno invierno. En ese momento no me imagino en la playa. Se trata de una actuación. Nunca eres al cien por cien tú misma. Proyectas con el físico, la voz, la inflexión…

-¿Y se transmite más amor, en este caso, cuando se está enamorado?

-Desde luego se puede notar si estás más o menos contento, pero hay que saber aparcar lo personal aparte y, ante todo, ser profesional.

-A propósito, ¿qué queda de su colaboración con Los Serrano? ¿En qué punto se encuentra su faceta interpretativa?

-Bueno, terminamos a principios de verano, me fui de vacaciones y la serie no ha vuelto. Me he dedicado a disfrutar de mi hija.

-¿Dónde pasó estos meses?

-Estuvimos fuera de España.

-¿En su país?

-También (risas).

-¿Y qué le dice Manuela cuando la ve así tan diferente a lo que está acostumbrada?

-Procuro mantenerla alejada de todo esto, pero para mi hija, igual que para todos los niños con sus padres, soy lo máximo. Le divierte. Ella iría de lentejuelas hasta a la compra. Le encanta todo lo que se le parezca a una princesa.

-Cambiando de tercio, se acaba de conocer la indemnización que una publicación tendrá que darle a su ex, Alejandro Sanz, por haber sido tachado de homosexual. ¿Alguna reflexión al respecto?

-No la conocía aunque me parece interesante que existan leyes que nos defiendan de la desinformación. Nunca son agradables ciertos comentarios a nivel público. Sobre todo, cuando no son ciertos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios