El director del Prado pide una ley de mecenazgo "generosa" para fidelizar patrocinios

  • Miguel Zugaza destaca el incremento de la actividad investigadora de esta pinacoteca

La nueva ley de mecenazgo en la que trabaja el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes "debe ser generosa" para poder fidelizar el patrocinio privado y establecer un pacto entre la Administración y el ámbito privado, en opinión de Miguel Zugaza, director del Museo del Prado.

La ley, anunciada por el ministro José Ignacio Wert, no solo debe ser generosa en cuanto a la aportación privada al ámbito cultural, científico y universitario, sino que "debe establecer diferencias entre las aportaciones a las instituciones públicas y las que se realicen a las instituciones privadas", declaró ayer Zugaza.

En un país como España, en que "la cultura es pública" y todas las grandes infraestructuras en materia cultural están financiadas por la Administración, "hay que premiar más a la sociedad que favorece el buen funcionamiento de este entramado", afirmó el director del museo, para quien la ley actual "es muy restrictiva".

Los patrocinios son fundamentales en instituciones como el Museo del Prado, que previsiblemente verá reducida en seis millones de euros la aportación del Estado, un 30% del total, en dos años.

Zugaza recordó que el Plan de Austeridad 2010-2013 contemplaba una reducción progresiva de la aportación de Cultura: "El objetivo era reducir esa cantidad en tres años pero, aunque la peor perspectiva que se nos dibujo era para 2013, se ha adelantado a este año".

Esto supone "un quebranto importante" en el presupuesto del Prado, que tratará de conseguir nuevos ingresos generando más actividad, abriendo los lunes y fidelizando el patrocinio.

"Esto lo pueden hacer el Prado y otros grandes museos, pero no los más pequeños. Siempre trato de trasladar este mensaje", afirmó Zugaza, que reclama que el esfuerzo que hace el Prado "debería compensarse con un mayor esfuerzo público en aquellas instituciones que no tienen capacidad de reacción ni cuentan con ingresos propios".

En un balance de sus diez años al frente del Prado, "que se me han pasado volando", recordó que el museo ha vivido transformaciones muy importantes, la mayor la ellas la física: "Ha tenido que redimensionarse y esto ha permitido generar más actividad interna de investigación y conservación y más actividad publica". El museo "ha sabido adaptarse a esa nueva realidad", en la que uno de los objetivos ha sido mejorar la relación con el público, lo que ha contribuido a crear "un lugar de la celebración del arte para la sociedad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios