Pop-rock en estado puro

Juanra Arnáiz y David Navarro forman una pareja perfecta… profesionalmente hablando. Con un reparto equilibrado del cincuenta por ciento de sus tareas, los alicantinos miembros de Guaraná han cumplido, como quien no quiere la cosa, una década en activo. "Da la sensación de que sólo hubieran pasado dos meses desde que dimos nuestros primeros pasos", bromea uno de estos dos jóvenes, de treinta y cuatro y treinta años respectivamente, que afrontan ahora una nueva etapa con De lao a lao. "Es un trabajo mucho más maduro", certifica Navarro. "Ahora nos vemos con poder o con visión como para producir estas canciones. Lo mismo podríamos haber quitado o puesto violines pero estamos seguros de que, entre ellas, al menos hay tres de las mejores de nuestra trayectoria.

"Si existe una buena melodía, con la guitarra y la voz, tiene de sobra", complementa Juanra, cantante de la formación, quien se muestra contento con las primeras reacciones de aquellos que han escuchado un álbum que salió al mercado el pasado martes trece de mayo. "Soy muy supersticioso pero lanzarlo en esa fecha era una terapia de choque", aclara para continuar enseguida. "De ventas no sabemos cómo anda pero los comentarios son positivos. Hemos pasado por Cataluña, Alicante y Valencia y ya tocaba Andalucía. A ver aquí qué pasa…".

Doce cortes y un bonus track a dúo con Melendi -precisamente con el título genérico que da nombre a la grabación-, es el resultado de un año intenso de composiciones durante el que han nacido también historias como las de Melodrama, Nada de ti o Castillos de naipes inspiradas en experiencias reales de los propios integrantes de Guaraná, o de personas cercanas a ellos, y que, partiendo del amor y del desamor, se desarrollan bajo las premisas del pop-rock más auténtico. "Siempre hemos sido fieles a ese estilo", confirma David. "Es nuestra forma de vestir la música e incluso nos gusta llamarlo 'pop con influencias del mediterráneo' porque se trata de algo que da mucho juego".

Alabados por un público heterogéneo, que se ha ido renovando con el paso del tiempo, este grupo comenzó su andadura en 1998 realizando versiones bajo el nombre de Poster. Más tarde, al escuchar sobre sus efectos revitalizantes, se rebautizaron bajo la denominación de una planta originaria de Amazonia que, hasta la fecha, parece haberles dado energía para seguir adelante. Pasaron de tres a dos miembros y dejaron atrás temas como En la casa de Inés, responsable de que se les abrieran las puertas del éxito. A partir de ahí abandonaron improvisados escenarios, como la Estación de la Puerta del Sol de Madrid, por otros mucho más multitudinarios. Con De lao a lao son cinco los títulos de su trayectoria y los chicos Guaraná, como ellos mismos afirman, tienen cuerda para rato.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios