Pitingo presenta en el Gran Teatro su última fusión de soul y flamenco

  • El ayamontino regresa a Huelva con una apuesta segura por su propio género y el impulso de un cambio de aires discográficos

El ayamontino Pitingo, en una imagen promocional de su gira. El ayamontino Pitingo, en una imagen promocional de su gira.

El ayamontino Pitingo, en una imagen promocional de su gira. / h. información

El término soulería nace de la fusión de dos estilos musicales, del flamenco y de la música negra americana, de dos de sus géneros, el soul y las bulerías. Pitingo se atribuye su invención y es responsable de su éxito, desde que lanzara hace casi diez años su recordado Soulería, álbum en el que lo acuñó por primera vez, con la producción de Juan Carmona, y que le llevó a recorrer medio mundo con ese nuevo mestizaje sonoro. Ahora ha retomado la fórmula sabedor de que no podía quedarse ahí. Y ahora lo trae a Huelva con la presentación en su tierra de Soul, bulería y más, su más reciente grabación, del pasado año. Lo hará hoy, en el Gran Teatro de la capital, a partir de las 21:00.

Ese nuevo trabajo llegó después del punto y aparte que había hecho dos años antes con Cambio de tercio, el disco de su retorno al flamenco de sus inicios de adolescente en los escenarios de Madrid. Pero el punto de inflexión que se vislumbraba con ese título lo fue a medias. Al menos en cuanto a estilo, aquella fue una recuperación puntual de las raíces. Pero como figura de la industria discográfica supuso su despedida de Universal Music y el cambio a otra compañía de las grandes, Warner Music, con la que en 2016 publicó su última incursión en el repertorio clásico del soul con un toque de bulería.

El artista onubense recupera en su último trabajo clásicos de Ben E. King y Marvin Gaye

Cuentan desde su propio círculo que tal vez le venga a Pitingo "su abierto carácter de ese haber nacido mestizo y fronterizo". Antonio Manuel Álvarez Vélez (Ayamonte, 1980), rebautizado artísticamente como Pitingo (presumido en caló), se considera, de hecho, "pescador de cantes con duende y canciones con feeling".

De sus andanzas por la capital de España desde que tenía 14 años, en una ciudad de ambientes multiculturales que "olían a buena gente", como describió en alguna ocasión, sacó el ayamontino ese doble bagaje de flamenco y soul, al que supo sacar partido con un talento vocal y unas facultades artísticas que ha recibido elogios variados a lo largo de su carrera.

Ahora con Soul, Bulería y más, Pitingo recurre a la producción de Pablo Cebrián, el sonido de la guitarra de Josemi Carmona y las cuerdas de la orquesta Mad4Strings, además del coro de veinte voces que componen el Gospel Factory. Es así como sale su revisión de clásicos de Ben E. King, Otis Redding, Marvin Gaye, The Temptations, entre otros, que corona con Souleriando.

El público onubense tiene ahora la oportunidad de escuchar en directo parte de ese disco, varios de los grandes éxitos de su repertorio y algunos guiños y sorpresas asegurados, como sólo puede permitirse ante sus paisanos, también amigos y familiares que no faltarán a la cita de esta noche en el Gran Teatro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios