El Picasso, entre los museos españoles que más crecen en número de visitantes

  • La pinacoteca del Palacio de Buenavista recibió durante 2017 a 635.891 personas, un 13,95% más que en el año anterior

  • El centro destaca la respuesta del público local

En un año particularmente difícil e inestable para los museos españoles, con balances desiguales y con algunas caídas de afluencia harto sonadas como la del Thyssen-Bornemisza de Madrid (que perdió en 2017 nada menos que un 20% de visitantes respecto al año anterior) o la del Museo del Prado (con casi un 7% menos), el Museo Picasso Málaga prosigue su proyección ascendente con el público a favor y con mejores resultados de los que las previsiones más optimistas podían apuntar. Ya se avanzó el pasado noviembre que la pinacoteca del Palacio de Buenavista se disponía a cerrar el año con un nuevo récord de visitas y, por tanto, una cifra superior a las 558.033 registradas en 2016; los datos divulgados ayer oficialmente por el museo así lo corroboran, pero con un margen significativamente amplio: el Museo Picasso recibió durante el año pasado a un total de 635.891 personas, lo que se traduce en un 13,9% más de afluencia, un dato que sitúa al centro entre los museos españoles que más crecieron el año pasado en cuanto a número de visitantes. De hecho, a tenor de los balances publicados estos días, sólo el Museo Guggenheim de Bilbao comparte un porcentaje similar, con 1.322.611 personas y un incremento del 13% en el que ha sido el año de su vigésimo aniversario. El Museo Picasso de Barcelona también ganó visitantes hasta superar el millón, pero en un porcentaje menor que el malagueño, al igual que el Museo Reina Sofía de Madrid y el IVAM de Valencia (que, con un 10% más de visitas, se queda en 135.748).

Fuentes del Museo Picasso Málaga destacaron ayer la "positiva" respuesta del público local, con un recuento de 33.295 malagueños "de todas las edades" que asistieron a las exposiciones del museo, así como a sus actividades formativas o culturales. En comparación con el cómputo global puede parecer una cifra reducida, pero también indica un crecimiento en el segmento más próximo de visitantes, con un porcentaje nada desdeñable en comparación con la media de los grandes museos españoles. Las actividades pedagógicas recibieron a 27.189 personas, entre los que el museo destaca 16.008 escolares y 1.481 participantes del proyecto de accesibilidad, mientras que las actividades culturales (conferencias, seminarios, proyecciones, charlas, lecturas poéticas, conciertos y proyecciones cinematográficas) se saldaron con un total de un total de 6.106 participantes.

Sólo el Guggenheim de Bilbao comparte un porcentaje similar en el año de su 20 aniversario

Este incremento se corresponde con la ampliación de la colección permanente del museo el pasado marzo, merced a la llegada de 166 nuevas obras donadas por la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte que se incorporaron a los fondos del museo por un plazo de tres años y que permitieron una amplia reestructuración de la colección. En cuanto a las tres exposiciones temporales que el Museo Picasso acogió a lo largo de 2017 (38 Picassos; Bacon, Freud y la Escuela de Londres; y Somos plenamente libres. Las mujeres artistas y surrealismo, aún vigente) destaca la segunda con más de 110.000 visitantes, sólo 30.000 menos de los que acudieron en 2016 a ver el Mural de Jackson Pollock en la que fue la segunda temporal más visitada en la historia del museo. Para la realización de este programa expositivo, el Museo Picasso ha colaborado con otros museos, fundaciones, galerías y colecciones privadas de todo el mundo, entre los que se encuentran la misma Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte, la Tate Modern, el Moderna Museet de Suecia, el Centre Pompidou de Francia el Museo de Arte Moderno de México o el Museo Nacional Reina Sofía de Madrid.

Según advirtió recientemente su director, José Lebrero, el Museo Picasso crece en todos los parámetros. Así que seguramente no es buena idea enterrar sin más la idea de su ampliación, al menos a medio plazo. Algo dicen los números.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios