Flamenco

Penúltima batalla

  • Universal, con la complicidad de la familia del cantaor, da una nueva de tuerca, la penúltima, a los inéditos de Camarón

Aquí viene el campeador flamenco, ganando batallas después de su muerte. A José Monge Cruz se le sigue exprimiendo, como a Lennon o Borges. Y los aficionados encantados de que saque más discos ahora que cuando vivía. Y es que su hueco es difícil de llenar. El huérfano nos dejo huérfanos. En esta nueva ocasión se trata de una serie de grabaciones extraídas de programas de televisión, de maquetas caseras o de discos originales, a las que ahora se les ha añadido en el estudio de grabación una orquesta sinfónica, la guitarra de Tomatito o la música de DiGerardo-Pardo-Benavent. Es decir, algunos de los clásicos acompañantes del genio de La Isla. Ese es el motivo del nombre de este disco, Reencuentro. También aparecen arreglos contemporáneos para las voces de Jarcha o la guitarra de Luis Monge, el hijo del de La Isla.

Los arreglos de orquesta de Jesús Bola arropan épicamente a Camarón en los tangos, la soleá, los martinetes, etc. y la saeta machadiana, en la versión de Serrat, claro, que la introduce de viva voz. Por ejemplo, la soleá del Chaqueta era un tema interpretado, con buen criterio, a capella para el disco Te lo dice Camarón. Aquí se retoma con la guitarra de Luis Monge y la orquesta sinfónica. Igual ocurre en el corte titulado Soy fragüero, que procede del mismo disco mencionado (en donde aparecía con el título de Otra galaxia). Una de las más atractivas características de Te lo dice Camarón (1986) es la austeridad de su producción, asumida por vez primera por el propio Camarón en su carrera. Aquí su obra se presenta con un ropaje que no es el que el propio Camarón había desechado. No seré yo por tanto el que tenga que asumir las iras del isleño desde el más allá por el hecho de no respetar su voluntad grabada.

Este es un disco que no hubiese sido posible sin las modernas técnicas de estudio. Es, por tanto, un artefacto. En ese sentido no está muy lejos del espíritu y la realidad discográfica contemporánea, incluyendo la flamenca: grandes discos desde el punto de vista técnico que no tienen alma. Esta razón no se ha aducido en relación a la actual crisis discográfica, tal vez por ser una de las más importantes. No ofrece nada nuevo de Camarón, lógicamente, sino una revisión del mito. Pero bueno, si el Circo del Sol lo hizo con los Beatles, porque El Bola no lo va a hacer con Camarón.

Camarón en imágenes

Más novedad aporta el DVD, que contiene actuaciones del de la Isla procedentes del archivo de Televisión Española. No cabe duda de que es lo más interesante para el aficionado. Desde el video-clip setentero de Campanas del alba (fantástico: pese a la realización tipo video-clip, el cante en cuestión está ejecutado en vivo), desde el blanco y negro de la serie Rito y geografía del cante hasta el fastuoso color con la sinfónica de Londres en el Soy gitano de su triunfal ingreso en los programas de variedades de final de los ochenta. Desde la guitarra de Paco de Lucía hasta la de Paco de Lucía, pasando por Paco Cortés, Ramón de Algeciras, Paco Cepero, Tomatito, El Camborio o Paco de Lucía. Y es que Camarón tenía un hermano gemelo de Algeciras. No se pierda pues las bulerías Tu cariño es mi castigo, única grabación en imágenes conjunta, y un paradigma del flamenco contemporáneo. El DVD se completa con un documental escrito y presentado por José Manuel Gamboa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios