Parejas enamoradas

El estreno en nuestras salas de Manuale d´amore 3, habrá hecho recordar a los espectadores más veteranos la inveterada afición de los cineastas italianos por las películas compuestas por varios episodios, de alguna u otra forma relacionados o vinculados por determinadas circunstancias. Por lo que respecta a la que iniciaba esta serie, Manuale d´amore (2005), de Giovanni Veronesi, ha conseguido algo no siempre habitual en estos casos: lograr que estén bien relacionados y resulten entretenidos. En esa ocasión como en las posteriores, esa correlación resulta afortunada y abundan los pasajes divertidos y ocurrentes para los espectadores. Y todo ello a pesar de que nos tropecemos con muchos lugares comunes, algún que otro tópico, si bien todo se ha narrado con fluidez, con ritmo creciente e interpretaciones oportunas.

El éxito de aquel primer capítulo, sobre todo en Italia, país del que sólo nos llegan las películas que triunfan en la taquilla, y por ende también aquí aunque no con tanto predicamento, dio lugar a un nuevo Manuale d´amore 2, del mismo realizador que nos llegó en 2007. Era evidente que la única razón de esta secuela del inicial Manuale d´amore, no iba más allá de aprovecharse del notable éxito de aquel, más por las simpatías que se desprendían del tratamiento del tema, que por su acierto cinematográfico. Algo que quedaba patente en esta segunda parte en la que volvíamos a diversos planteamientos amorosos en los que permanecían indemnes tanto la estructura narrativa como sus presupuestos argumentales. Visiones diferentes del amor que puede generar pasiones, arrebatos, felicidad, pasión y emociones, pero también dramas, celos, traiciones, problemas y sufrimientos. La realidad es que en la película en el fondo todo quedaba como muy dulcificado y suavizado por el amor, con frecuentes rasgos de humor unos de mayor alcance que otros. Dos de esos episodios, curiosamente se habían rodado en España.

Ahora, cuatro años después, tenemos en cartel este Manuale d´amore 3, por las mismas razones que sus precedentes: el éxito en la taquilla italiana. En este caso componiendo tres historias sobre parejas enamoradas de diferentes edades y posiciones sociales. El resultado de cada uno de esos episodios, de unos cuarenta minutos de duración, es irregular y diferente. Giovanni Veronesi, el realizador de estas tres entregas del manual amoroso no sólo repite los lugares comunes de la franquicia sino que insiste especialmente en ellos. Sólo el capítulo protagonizado por Robertr de Niro y la espléndida Monica Belucci resulta más satisfactorio. Pero como la saga tiene éxito el director no ha dudado en realizar dos películas más. Pero en eso estamos y las secuelas como en este caso -y lo tenemos bien patente en la cartelera actual- las vemos en otros más especialmente de factura estadounidense. Así es que quedan avisados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios