Onofre López en la Peña Flamenca de Huelva

En la noche del viernes pasado se celebró en la Peña Flamenca de Huelva una charla-conferencia a cargo del reconocido periodista flamenco Onofre López. La junta directiva le invitó a esta disertación dada su labor investigadora en el fandango de nuestra tierra y otros estilos de cantes flamencos. La prueba de lo que decimos es su vasta publicación de libros, DVD y CD. Que contamos en sus publicaciones. Citaremos algunas de sus obras más conocidas como La vida de un genio (CD y DVD) refiriéndose a Paco Toronjo, con las mejores actuaciones de su vida y de los medios audiovisuales, creador de sevillanas famosas, como Blanca y azul, La Toña y la Malena, El color del caramelo, etc., y por último Desde el muelle de Levante, donde trata los distintos estilos de fandangos de nuestra provincia.

El presidente de la entidad, Eduardo H. Garrocho hizo la presentación del amigo y buen aficionado Onofre López, muy cercano entre los socios de nuestra peña, así como en todo el mundo flamenco de nuestro entorno. Le agradeció su gentileza de haber aceptado la invitación, por lo mucho que nos iba a aportar al conocimiento de nuestra seña de identidad más emblemática. Lo presentó como persona de categoría en este mundo nuestro, compositor de innumerables letras de sevillanas y de fandangos, y citó un libro emblemático suyo Manolo el de Huelva, refiriéndose a uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos, Manuel Gómez Vélez, natural de Riotinto.

Mas, entremos en su disertación. Empezaría haciendo una reseña de tres cantaores que cumplían este año el centenario de su nacimiento. Se refería a Manuel Vega El Carbonerillo, Manuel Ortega Juárez Manolo Caracol y por último a Antonio Cruz García, Antonio Mairena. De los dos primeros hizo una breve semblanza para pasar al maestro en letras mayúsculas, no en vano D. Antonio Mairena, recibió la medalla de oro del cante flamenco, máxime galardón que se otorga.

Antonio Mairena, nació en el 1912 y murió en 1983 en Mairena del Alcor, de ahí su nombre artístico; pertenece a una familia gitana muy antigua, de artistas y cantaores. Sus maestros fueron Joaquín El de la Paula y Manuel Torre, quien al morir este último -en 1933- dijo que Mairena era el único capaz de sucederle, pues aprendió sus enseñanzas a la perfección.

El mudo del flamenco le debe muchísimo a este inmortal personaje, pues fue un restaurador de los cantes viejos como las tonás y las livianas, y tenía su propia idea de los cantes, al distinguir entre cante gitano andaluz y cante flamenco. Él se sitúa en los primeros, lo tenía muy claro, estaba en la línea de su maestro Manuel Torre, mientras que en los segundos, lo encabezaría Antonio Chacón.

Pero su aportación fue esencial al recuperar con paciencia y rigor los muchos estilos que se habían perdido y los introdujo y dio a conocer, algunos adaptándolos a los nuevos tiempos. Se le reconocía esta inconmensurable labor hecha con honradez, nunca se atribuyó un cante que no fuera suyo y era un virtuoso en sus interpretaciones realizadas con un rigor máximo en la expresión de sus estilos.

De todo lo dicho, quedan sus muchísimas grabaciones, discos, libros, etc. y algunas de una importancia vital para poder estudiar el flamenco en sí, como Mundo y formas del cante flamenco, Confesiones de Antonio Mairena y su obra cumbre grabada en 1966, La gran historia del cante gitano andaluz, en la que interpretaba distintos estilos de seguiriyas y soleares.

De su relación con Huelva, hablaría el conferenciante, vino muchas veces y en un restaurante conocido de la Isla Chica, Casa Escala, se formó una asociación de amigos de Antonio Mairena, y se le entregó una medalla de oro, conmemorativa del momento.

Onofre López, mostraba una película en la que el maestro cantaba por soleares y malagueñas, este último palo, muy raro escucharlo en él; en esa grabación aparece cantando junto a su hermano Curro Mairena y le toca el jerezano Manuel Morao, padre de Moraito Chico.

Los buenos aficionados que se habían congregado a oír la disertación del amigo Onofre, participaban en un coloquio informal, creado para la ocasión, en el que vertían sus opiniones y preguntaban sus dudas.

Una vez más, se conseguía una bonita noche y muy flamenca, ya que la cultura se aprende oyendo cante y también de otras formas, como leyendo y escuchando hablar a entendidos en la materia.

Los socios e invitados le agradecieron su intervención con un fuerte aplauso.

El próximo viernes, 26, se celebrará en nuestra sede la final del Concurso de Jóvenes Flamencos, en la modalidad de cante, baile y guitarra, patrocinado por el Instituto Andaluz de la Juventud, de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.

José Juan de la Corte Maldonado, Tesorero y cronista de la Peña Flamenca de Huelva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios