Objetivo: ser chica de calendario

Estefanía Luyck y Marisa Jara lo consiguieron, respectivamente, por tres y dos veces. Y otras como Laura Sánchez, Martina Klein o Esther Cañadas. Protagonizar la imagen que acompaña a uno de los meses del calendario Larios ha sido, desde hace catorce años, uno de los sueños más codiciados por la mayoría de las modelos o actrices de nuestro país. Incluso en la última edición se incluyó un rostro masculino, Hugo Silva, como una de las innovaciones con las que siempre intenta sorprendernos ésta empresa líder de origen malagueño nacida en 1886 bajo el nombre de una de las calles más céntricas de la capital de la Costa del Sol.

Desde entonces, una trayectoria en ascenso y, a partir de 1994, un calendario protagonizado por personajes tan populares como, aparte de los mencionados, Rossy de Palma, Blanca Suelves o Aitana Sánchez-Gijón. Una estrategia que, para celebrar el decimoquinto cumpleaños de tan glamouroso anuario, cambiará en su próxima edición dando la oportunidad a que, quien lo desee, pueda presentarse como candidato. "En las diferentes fiestas que celebraremos este verano, tendremos un reservado para hacer fotos que después se colgarán en nuestra página web", explicaba ayer mismo en Málaga Isabel Martínez Noriega, directora de la marca. "Será la gente con sus votaciones quien seleccionará a la persona que prefieran y, más tarde, un jurado especializado del mundo de la moda tendrá la responsabilidad de elegir a la ganadora… o ganador".

La libertad, siendo mayor de veintitrés años, es absoluta. No importa sexo, ni raza, ni se busca un físico determinado. Las ganas de participar son suficientes y, la recompensa, está clara. "Es una puerta que abre muchas posibilidades", confirmaba Estefanía Luyk como una de las madrinas del acto. "Agradezco que hayan contado conmigo y siempre conservaré los vídeos del proceso de realización de las sesiones de fotos". Por su parte, la sevillana Marisa Jara relató la que, para ella, también resultó una experiencia inolvidable. "Participé en el año 2000, cuando empezaba en esta profesión, y en el 2007 repetí. Una vez que comienzas, te vuelves adicta al calendario".

Aparte, la jornada se aprovechó para presentar la nueva imagen de una botella que, al rojo y amarillo, ha incorporado los tonos platas y, de paso, para anunciar que, este próximo fin de semana, se realizará la primera de las sesiones fotográficas para aquellos interesados. Y tras las declaraciones, vino la cena en el Restaurante Montana. Un menú compuesto, entre otros platos, por gazpacho andaluz con agua de tomate, albahaca y gambas; huevos de corral trufados con porra antequerana y un granizado de sandía y espuma de, cómo no, Larios. Queda poco tiempo para pensar en dietas y, para febrero, se desvelará el rostro seleccionado. ¿Alguien se apunta?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios