Noche inolvidable de Argentina en la Plaza Mayor de Madrid

Nueve y media de la noche del domingo 18 de mayo, más de cinco mil personas llenando la madrileña Plaza Mayor. Con puntualidad, comienza a sonar la banda de doce músicos para recibir a Argentina en una noche que supone un antes y después en su trayectoria.

Con Maldigo tus ojos verdes, copla por bulerías y posterior cante por serrana comenzó el esperado y gran concierto, un evento para cuyas características no son más de cuatro o cinco los seres humanos que cantan flamenco situados actualmente a ese nivel. Fueron más de dos horas de arte, la onubense dominando el escenario con versatilidad.

La copla se encontraba con el flamenco en plena naturalidad, todo lo que es grande puede alternarse. Las ovaciones del público al finalizar un emotivo recuerdo a Marifé de Triana con Torre de arena servían para enlazar con el elegante homenaje a Chano Lobato por garrotín.

En un mismo bloque del concierto convivía aquel Sevilla popularizado por Rocío Jurado y el esencial cante por seguiriya. Esta noche era especial, en los conciertos de Argentina suele haber serrana o seguiriya, nunca ambos cantes en el mismo repertorio. Esta noche tenía que suceder, la serrana por Argentina es inmensa, pero la seguiriya también, cante que llegó cuando más gente había en la plaza. Pocas veces en la historia de una ciudad tan fundamental para el flamenco como Madrid un cante por seguiriyas ha recibido más de seis mil óles a la vez. Que además esté bien interpretado, junto a ese asunto curioso que supone el toque en las sonantas de Eugenio Iglesias y José Quevedo Bolita, tan diferentes entre ellos, tan complementarios para formar un concepto de pasado, presente y futuro del acompañamiento de guitarra, el toque esencial y profundo de Eugenio, la sonanta evolutiva de sabiduría integral de Bolita. Arte.

La completa noche incluía también cantiñas, abandolaos, fandangos, bulerías… El tiempo del aire en Ayamonte por versos de Carlos Cano encontrándose con el compás del homenaje a Paquera, el tango argentino con Malena, un emotivo homenaje desnudo a la copla solamente con el piano del maestro Jesús Lavilla, grande…

No más de cuatro o cinco voces del flamenco actual pueden hacer un concierto de ese tamaño en todos los sentidos, la clausura de las Fiestas de San Isidro 2014 de Madrid ya es un momento imprescindible para la historia del flamenco en estos años. Argentina es cada vez más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios