Música tras la consecución de un premio

  • La estatuilla de Onubenses del Año preside el concierto de Santa Cecilia del Conservatorio de Nerva

Comentarios 1

El Conservatorio Elemental de Música Manuel Rojas de Nerva celebró por anticipado el día de Santa Cecilia, Patrona de los músicos, con una jornada de convivencia en la que tuvo un protagonismo especial el Premio Onubense del Año concedido por los lectores de Huelva Información en su última edición, en la categoría de Educación, cuya estatuilla presidió en todo momento el acto.

Fue una jornada de convivencia con la que el equipo directivo del centro de educación musical nervense quería compartir su premio con todos los que forman parte de su extensa familia (trabajadores, padre y madres de alumnos, los propios alumnos, los colaboradores habituales del centro, etc) y agradecer la colaboración prestada por todos en la consecución del mismo.

De esta forma, agradecieron, de forma muy especial, la colaboración de Fernando Izquierdo y Leonor Domínguez durante la campaña de promoción realizada para la consecución del premio, así como la de Alicia María Alonso y María Dolores Iglesias. También recibió un diploma de agradecimiento el representante de Huelva Información, Javier Fontenla.

El director del conservatorio, José Luis Pastor, tuvo palabras de agradecimiento para todas las personas que hacen posible con su esfuerzo y trabajo diarios que el centro de enseñanza musical de Nerva se haya convertido con el paso del tiempo en una de las instituciones musicales más activas de la provincia. "Debemos sentirnos orgullosos por lo conseguido hasta ahora pero hay que seguir trabajando para hacernos merecedores de tal distinción", aseguró.

Los alumnos del conservatorio tuvieron un protagonismo especial durante la jornada en honor a Santa Cecilia con una audición extraordinaria en la que pusieron de manifiesto lo mucho de bueno aprendido con sus profesores en las distintas especialidades que imparten en las aulas, desde piano hasta clarinete, pasando por flauta travesera, trompeta y guitarra.

Al término del concierto, profesores, alumnos y madres y padres de éstos, disfrutaron de una suculenta merienda en la plazoleta ubicada frente al centro musical, donde a los más peques les instalaron un castillo hinchable que hizo las delicias de los músicos infantiles. Todos disfrutaron de un día inolvidable en el que compartieron el éxito cosechado por el más que merecido galardón Onubense del Año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios