El Museo de Ciencias Naturales de Madrid acoge a las Mujeres Nobel

  • La exposición hace especial referencia a la escritora Concha Espina que estuvo a punto de ser galardonada gracias a una novela ambientada en la Cuenca Minera onubense

La Exposición Mujeres Nobel, en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, de Madrid, trata de homenajear a las 48 mujeres que desde 1901 han obtenido el Premio Nobel en sus distintas disciplinas. Ninguna española, pero es notorio el espacio que la exposición dedica a la escritora Concha Espina (Santander, 1869- Madrid, 1955), quien estuvo a punto, hasta en tres ocasiones, de alcanzar el Nobel. La novela El metal de los muertos, sobre las luchas sociales en la cuenca minera onubense de Nerva-Riotinto, fundamentó esa candidatura al Nobel, que de haberlo obtenido le hubiera dado a Concha Espina una dimensión única en la literatura española.

Apenas el 6% de los premios Nobel, creados en 1901, han recaído en mujeres, como se encargó de recordar el embajador sueco, Lars-Hjalmar Wide, en la presentación de esta Exposición, destacando la importancia de la primera muestra dedicada a las Mujeres Nobel, en la que hay representadas específicamente 12 de las 48 que obtuvieron el galardón. Hasta hoy son 16 mujeres las que han logrado el Nobel de la Paz, el único que se entrega en Oslo; otras 14 el de Literatura; 12 el de Medicina-Fisiología; 4 el de Química y 2 el de Física, todos ellos entregados en Estocolmo. Fue la polaca-francesa Maria Skolodowska de Curie, la que inauguró para la mujer estos premios, al obtener en 1903 el Nobel de Física, junto a Henri Becquerel y a su marido Pierre Curie, con quienes formaba equipo.

Apenas el 6% de los premios Nobel, que se crearon en 1901, han recaído en mujeresConcha Espina se vio privada del galardón por no tener el apoyo de la Real Academia

Representantes de 11 embajadas estuvieron presentes en la inauguración de la muestra, destacando la vida y valores de estas mujeres que se hicieron acreedoras al Nobel. Ahí están representadas, no solo las dos Curie, sino mostrando la diversidad de nacionalidad y disciplina nos encontramos con tres mujeres que obtuvieron el Nobel de la Paz: Bertha Von Suttner (1905), la madre Teresa de Calcuta (1979) y Wangari Maathai (2004); en Medicina/Fisiología están representadas Rita Levi-Montalcini (italiana de origen sefardí), que lo obtuvo en 1986, Carol Greider y Elisabeth Blackburn, en 2009 y May-Britt Moser, en 2014; en Química, junto a las Curie, aparece Ada Yonath, en 2009, y como representantes de los Premios Nobel de Literatura aparecen las dos suecas, Selma Lagerlöf, en 1909 y Nelly Sachs, en 1966.

Los organizadores han querido que también esté presente la española Concha Espina, la mujer que más veces ha sido candidata a un Premio Nobel y que lo hubiera logrado de haber recibido el apoyo de la Real Academia Española de la Lengua.

Nunca la apoyó, de hecho, en los archivos de la Fundación Nobel consta que recibió hasta 25 propuestas durante 9 ediciones, de universidades, instituciones y personalidades del mundo de la cultura, siendo que en 1926, 1928 y 1929 se quedara en la recta final de estos premios. Su hijo, Víctor de la Serna, viendo cercano el final de su madre hizo un último intento en 1954, al escribir a la chilena Gabriela Mistral, la única mujer Premio Nobel de Literatura en lengua española, recabando el apoyo para su madre. No lo conseguiría, a pesar de que Concha Espina siguió escribiendo hasta el final de sus días. Su obra El metal de los muertos, ambientada en las luchas sociales de los mineros de la cuenca del río Tinto, fue publicada en 1920 y traducida al sueco en 1925, lo que la puso a las puertas del Nobel en su primera candidatura, en 1926, pero le faltó el apoyo de la RAE y el premio fue para la italiana Grazia Deledda.

El libro se gestó en la primavera de 1917 durante su visita a Nerva, donde intimó con los sindicalistas y mineros que preparaban la huelga de aquel año, que en agosto se cerró con 10 muertos. Fue valiente al bajar a las entrañas de la tierra para conocer in situ el trabajo y las penalidades de los mineros. Se enfrentó a la Riotinto Company Limited y dio voz a las luchas que se desarrollaban en las minas más importantes de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios