Muere el escritor Arthur C. Clarke

  • El autor británico de ciencia ficción ha fallecido a los 90 años en un hospital de Sri Lanka.

Comentarios 8

Arthur C. Clarke, un autor visionario que logró la aclamación mundial gracias a sus trabajos sobre el espacio, la ciencia y el futuro, ha fallecido en Sri Lanka a los 90 años, según ha dado a conocer su ayudante.

Clarke, que había luchado contra un síndrome subsiguiente de la polio desde los años 60 y que a menudo debía desplazarse en silla de ruedas, ha muerto después de sufrir problemas respiratorios, según su ayudante, Rohan de Silva.

El autor se trasladó a Sri Lanka en 1956, movido por su interés en el submarinismo, que según declaró en más de una ocasión le proporcionaba una sensación similar a lo que debía de ser viajar al espacio.

Nacido en Gran Bretaña, escribió más de 80 libros y centenares de relatos y artículos a lo largo de una carrera de casi siete décadas.

Su influencia no sólo alcanzó la excelencia literaria, ya que muchas de sus obras científicas introdujeron al mundo muchos conceptos que ahora son moneda de curso normal en el mundo de la tecnología.

En los años 40 predijo que el hombre llegaría a la Luna en el año 2000, una idea que entonces los expertos descartaron por considerarla demasiado descabellada. Cuando Neil Armstrong pisó la Luna en 1969, los Estados Unidos dijeron que Clarke “proporcionó el empuje intelectual que nos condujo a alcanzar la Luna”.Clarke se unió a la cadena de televisión estadounidense CBS para narrar junto al astronauta Wally Schirra la llegada de la cápsula Apolo a la Luna. El escritor volvió a esa cadena de televisión para informar sobre las misiones Apolo 12 y Apolo 15 años después.

En su 90º cumpleaños, en diciembre de 2007, Clarke, desde su silla de ruedas, grabó un mensaje de despedida para sus amigos, en el que decía que no le gustaría dejar este mundo sin haber visto una prueba de la vida extraterrestre. También pidió tres deseos: que los extraterrestres se manifiesten, que los hombres den una patada a sus hábitos relacionados con el petróleo y que Sri Lanka alcance la paz.

Nacido en 1917, el escritor sirvió como técnico de radar en la Royal Air Force durante la Segunda Guerra Mundial.

Se introdujo en la British Interplanetary Society después de la guerra, y allí propuso una idea para la creación de satélites geoestacionarios que también fueron considerados entonces una locura.

Autor del libro que inspiró al director de cine Stanley Kubrick para 2001, Una odisea en el espacio, Clarke había sido hospitalizado en diversas ocasiones por una insuficiencia respiratoria después de su 90º aniversario, en diciembre pasado.

Clarke era el más célebre de los extranjeros residentes en Sri Lanka, en donde una academia lleva su nombre, y pese a obras como 2001 o Cánticos de la lejana tierra, será recordado como mucho más que un autor de ciencia ficción.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios