Muere a los 39 años el cantante y poeta zaragozano Sergio Algora

  • El vocalista de Niño Gusano y La Costa Brava padecía una grave dolencia cardíaca

El cantante y poeta zaragozano Sergio Algora, vocalista de bandas como Niño Gusano, Muy Poca Gente o La Costa Brava, falleció ayer en su domicilio a los 39 años a causa de una dolencia cardíaca. Algora, que había sido operado del corazón hace unos años, falleció mientras dormía. Con él se pierde una de las voces más interesantes del pop español de los últimos años y un poeta de gran proyección en el panorama literario español.

Algora fundó en 1993 el grupo Niño Gusano junto a los músicos Sergio Vinadé, Mario Quesada y Andrés Perruca, a quienes se unió cuatro años más tardo Paco Lahiguera. La banda, que practicaba estilos que iban del noise-pop a la psicodelia, se caracterizó siempre por sus textos surrealistas y una muy buena ejecución musical. El grupo editó su primer disco, Palencia epé en 1994, al que siguió su primer LP, Circo luso, con éxitos como La mujer portuguesa.

A raíz de aquel disco, la banda fue fichada por el sello RCA y publicó El efecto lupa, que le abrió las puertas a grandes festivales como el de Benicassim. Su siguiente trabajo, El escarabajo más grande de Europa, no tuvo el éxito esperado y la banda entró en una crisis que desembocaría en la disolución de Niño Gusano en 1999. No obstante, el sello continuó editando material de la formación como Fantástico entre los pinos en los siguiente años.

Sergio Algora formó entonces su nueva banda, Muy Poca Gente, con la que estaría hasta 2003, cuando se encontró con el cantante y guitarra de Australian Blonde, Fran Fernández, y con quien decidió crear otro grupo, La Costa Brava, junto a Daniel Garuz, Eloy Cases y Enrique Moreno. Ese mismo año, la formación publica su disco Déjese querer por una loca, al que le siguieron Los días más largos y Se hacen los interesantes. La formación siguió siendo una de las grandes invitadas a los principales festivales del país.

Tras la publicación, en 2005, de Costabravismo, la banda inventó lo que se conoció como conciertos a domicilio, una propuesta que consistía en que, por un precio asequible, La Costa Brava tocaba en pequeños locales o en casas particulares en formato acústico.

Durante ese tiempo, Algora fue compaginando su actividad como cantante pop con su pasión por la poesía, en la que destacaba por sus mundos surrealistas y sus versos llenos de ironía. Entre los libros publicados se encuentran Paulus e Irene, Otro rey, la misma reina, Cielo ha muerto y Los versos dictados. Así mismo publico un libro de relatos cortos, A los hombres de buena voluntad y una obra de teatro, La lengua del bosque.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios