Moda experimental en Sao Paulo

La pasarela brasileña se rinde a lo más abstracto, experimental y alejado de la funcionalidad en sus diseños. Muy pocas marcas han paseado modelos comerciales en los cinco días de Moda en Río de Janeiro, y así lo prefiere el público, que pide extravagancias e ideas complejas que luego en las tiendas quedan reducidas a su mínima expresión pero que llevan la esencia de lo que se ha visto sobre las pasarelas.

Este año Alexandre Herchotvitch hizo su propuesta basada en lo retro y el deporte, combinando líneas deportivas y detalles propios de los jugadores de fútbol americano adaptando las grandes hombreras a vestidos y camisolas con estampados en colores ácidos, en tejidos de satén y encaje. También Colcci consiguió el aplauso del público entregado a la brasileña Gisele Bündchen que lució varios de sus diseños muy en su línea urbana, así como Jesús Luz que también desfilo para la misma firma, que para algunos no fue todo lo chic que debiera. Sin embargo Lino Vilaventura apostó por las gasas, asimetrías y volúmenes en sus vestidos que dejaban entrever el cuerpo de las féminas, dando como resultado unas propuestas sugerentes a la vez que elegantes, empleando para ello la paleta de color del champán, beige, marrón y blanco. Por su parte Ronaldo Fraga destiló originalidad en cada una de sus obras, conjugando transparencias y tejidos superpuestos con complementos variopintos del tipo ranas espumosas que sirven como collar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios