Miseria y degradación

CineBox Aqualon Puerto Huelva.- T.O.: 'Biutiful'.- Producción: España y México, 2010.- Duración: 138 minutos.- Dirección: Alejandro González Iñárritu.- Guión: Alejandro González Iñárritu, Armando Bo y Nicolás Giacobone basado en un argumento de Alejandro González Iñárritu.- Fotografía: Rodrigo Prieto.- Música: Gustavo Santaolalla.- Montaje: Stephen Mirrione.- Intérpretes: Javier Bardem, Maricel Álvarez, Eduard Fernández, Rubén Ochandiano, Blanca Portillo, Félix Cubero, Guillermo Estrella, Martina García

Alejandro González Iñárritu, director mexicano, ha logrado en relativo poco tiempo un gran prestigio y crédito que ha elevado su cotización internacional. Sus logros en Amores perros (2000), 21 gramos (2003) y Babel (2006), con toda su estela de Globos de Oro, nominaciones a los Oscar y otros galardones, han contribuido a elevar esa estimación. Poe ello Biutiful ha llegado en el calor de la expectación. Pero hay una apreciación que se advierte de inmediato en cuanto uno va viendo Biutiful, la ausencia en el guión del hasta ahora su inseparable Guillermo Arriaga, autor de los guiones de sus películas citadas.

Uxbal es un hombre que se precipita al abismo. Se dedica a explotar y a ayudar a su manera a inmigrantes y a quienes trafican con personas y abusan de trabajadores sin derechos. Desgarradamente solo intenta sobrevivir en un barrio marginado y tratar de salvar el futuro de sus dos hijos, mientras no consigue regenerar a su mujer, alcohólica y drogadicta. Cree poseer poderes extrasensoriales para hablar con los muertos. Siente la trágica sombra de la muerte muy cercana, herido como está por una enfermedad cruel, e intenta luchar contra la dura evidencia pero también para perdonar, absolverse el mismo por amor y conseguir de alguna manera redimirse definitivamente. En el tránsito hacia esa redención anhelada y entre las siniestras sombras que acechan su camino, Uxbal vive una tragedia propia de la época en que vivimos.

Alejandro González Iñárritu, esta vez de una forma lineal lo que no hacía en sus anteriores películas, vuelve a donde solía. Es decir a un cine cargado de dureza, de acritud, de dolor y angustia ante unas circunstancias vitales ciertamente extremas y aflictivas, donde la muerte próxima es un destino inexorable que se hace presente en muchas ocasiones y vibra trágicamente sobre la vida del protagonista. En suma un cuadro amargo de miseria y desolación que tiene un escenario penoso en unos barrios de pobreza y desarraigo de la Barcelona industrial. Un largo capítulo de enfrentamientos familiares, de conflictos de personalidad, de regresión social, de explotación, de corrupción, drogas, mafias chinas y tantas lacras sociales propias de nuestro tiempo, expuestas descarnadamente.

Más que nunca el director mexicano insiste en su obsesión mesiánica y en su afectación intrínseca, su tendencia cargar las tintas y los subrayados, a veces innecesarios, que aquí acrecienta de manera ostensible, alargando, además excesivamente la duración de la película, bien rodada por otra parte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios