Premio Nacional de las Músicas Actuales 2016

"Este premio es para la gente que trabaja con independencia, libertad y vocación"

  • Martirio recibe el Nacional de las Músicas Actuales que otorga el Ministerio de Cultura

  • Su labor por acercar la copla a las nuevas generaciones y la fusión con sonidos iberoamericanos se ven reconocidos  

Martirio, durante un concierto en Granada. Martirio, durante un concierto en Granada.

Martirio, durante un concierto en Granada. / Antonio L. Juárez

"Con muchísima emoción y gratitud" recibió ayer la gran noticia la dama de la reinvención permanente. La artista de las gafas oscuras y la transgresión meticulosa. El punto y aparte de la música española. La cantante onubense Martirio ha sido galardonada con el Premio Nacional de las Músicas Actuales (dotado con 30.000 euros) que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

En su fallo, el jurado resuelve conceder el premio a María Isabel Quiñones (Huelva, 21 de marzo de 1954) por "su personal aproximación a las músicas populares, desde sus raíces andaluzas, mostrando el valor de la copla a las nuevas generaciones y por propiciar un acercamiento profundo a la música iberoamericana". El jurado, además, destaca también "su coraje y la libertad con la que ha trabajado llevando su actitud transgresora desde su imagen a su música".

En declaraciones a Huelva Información, la artista aseguró que este premio es "para toda la gente que me ha apoyado y que me ha ayudado, para quienes han creído en mí y para toda la gente que trabaja con independencia, con libertad y que cree en su vocación. También es para quienes luchan con ganas por ofrecer cosas que tengan que ver con la verdad, con la comunicación, con la belleza, con la transgresión productiva, con unir sin prejuicios conceptos distintos y con quitar fronteras". Pero Martirio, como siempre, también tuvo palabras para su tierra, a la que suele referirse como su "útero materno". "Adoro a Huelva, por donde quiera que voy, la llevo por delante. Este es un premio también para Huelva y para mi familia", señaló.

"Siempre voy con el nombre de Huelva por delante y este premio es también para mi tierra"

El galardón le llega en un momento dulce, en plena celebración de sus treinta años en los escenarios desde que junto a Pata Negra y Kiko Veneno, en 1986, publicara su primer disco, producido por este último, Estoy mala. En ese punto arrancó la coherente carrera de una artista en evolución permanente y precursora en explorar y revalorizar piezas de la música popular española y sudamericana. Pero su carrera, tal y como ella apunta, arrancó antes si se incluyen los años en los que integró las filas de Jarcha y de Veneno.

La suya ha sido una carrera, en sus palabras, "de mucho trabajo, de muchas cosas preciosas y muchas fatigas, pero siempre con voluntad y una fe en un lenguaje propio". Todo ello, con un amor "total" a la música. Una trayectoria que ahora ve reconocida con otro premio más.

Durante 2017 seguirá con su gira de conciertos para conmemorar las tres décadas de carrera en solitario (Universal publicó en 2015 Martirio, 30 años, un estuche antológico con 30 temas y un documental del granadino José Sánchez-Montes), aunque Martirio no para de crear nuevos proyectos. Tras el éxito del sentido homenaje que brindó a Chavela Vargas en el álbum En un mundo raro junto a su hijo, Raúl Rodríguez, ahora tiene un nuevo objetivo.

"Estoy buscando apoyos para hacer una exposición antológica de mis cosas, de mis peinetas o vestuarios, porque hay preciosidades hechas por artistas y artesanos, para que la gente las disfrute y las vea", comenta. Pero también piensa ya en el próximo disco y en escribir canciones nuevas.

Además, en ocasiones une su talento al del escritor onubense Juan Cobos Wilkins para protagonizar sesiones únicas de Biografías entrelazadas, proyecto en el que fluye el diálogo emocional de canciones, textos y anécdotas de estos dos artistas onubenses que derrochan complicidad, sapiencia y fina ironía. Precisamente con la colaboración de Cobos Wilkins y prólogo de José Luis Sampedro publicó en 1999 el libro La vuelta a Martirio en cuarenta trajes.

Con la obtención del Premio Nacional de las Músicas Actuales 2016, Martirio releva a Jorge Pardo y se une a la lista conformada por Joan Manuel Serrat, Amaral, Santiago Auserón, Kiko Veneno, Luz Casal y Carmen París. El jurado, presidido por la directora general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), Montserrat Iglesias, y con el subdirector general de Música y Danza del Inaem, Antonio Garde, como vicepresidente, ha estado integrado por Carlos Galilea Nin y Angelines García Rodríguez, Francisco J. Liñán Gutiérrez, Silvia Pérez Cruz, Montserrat Portú y Pilar Rius.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios