Martín Garzo reinterpreta el mito del minotauro

  • El escritor vallisoletano publica en la Editorial Lumen su última novela, 'El jardín dorado', ambientada en Creta

La última novela del vallisoletano Gustavo Martín Garzo, El jardín dorado, ambientada en la isla de Creta y en torno a la figura mitológica del minotauro, se encuentra ya en las librerías editada por Lumen.

La leyenda sitúa en la isla de Creta a un minotauro, un "monstruo" con cuerpo de hombre y cabeza de toro que vivía en un laberinto y se alimentaba de la sangre de los jóvenes que le eran entregados en sacrificio.

Fue Teseo, ayudado por Ariadna, quien consiguió entrar en el laberinto, en el que trazó el camino con un ovillo de hilo, para matar al monstruo y liberar a la población, aunque el vallisoletano Martín Garzo cambia los hilos de la leyenda y, tras llamar Bruno al monstruo, ahonda en el deseo y la abundancia reinantes en el palacio de Creta, donde vivía Ariadna, su hermana gemela, y las doncellas.

En la narración creada por el novelista aparece también Artífice, el constructor del laberinto, y Nómada, el contador de historias, aunque será Ariadna la encargada de acercar a los lectores, desde el nacimiento y hasta la muerte del monstruo, una historia "donde los vivos dialogan con el más allá y los animales hablan; los muñecos tienen corazón de hombre y las mujeres siguen el rastro de su propia locura por un jardín dorado donde el tiempo no tiene ley y el dolor descansa".

Gustavo Martín Garzo nació en 1948 en Valladolid, ciudad en la que reside y ejerce su profesión de psicólogo, y entre 1987 y 1990 codirigió, junto con los poetas Miguel Suárez y Carlos Ortega, la revista literaria Un ángel más, en la que colaboraron nombres como Rosa Chacel, Francisco Pino o Leopoldo María Panero.

Entre sus obras narrativas figuran títulos como Luz no usada (1986), Una tienda junto al agua (1991, reeditada en 1999), El amigo de las mujeres (1992), El lenguaje de las fuentes (1993; 2002; 2003), Marea oculta (1994), La princesa manca (1995), La vida nueva (1996), Ñay Bel (1997), El pozo del alma (1997), El pequeño heredero (1997), Las historias de Marta y Fernando (1999), El valle de las gigantas (2000), Una miga de pan (2000), El hilo azul (2001), La soñadora (2002), El libro de los encargos (2003), Tres cuentos de hadas (2003), Pequeño manual de las madres del mundo (2003), Los amores imprudentes (2004), Dulcinea y el caballero dormido (2005), Mi querida Eva (2006) y Un regalo del cielo (2007).

A su libro de poemas en prosa Los cuadernos del naturalista (1997) se suma a otros títulos como Los comedores de letras, prólogo a La Biblia contada a todas las gentes (1997); Lo que guarda un guisante, introducción a Cuentos de Andersen (1999); Pagar una prenda, introducción a Cuentos Completos de Charles Perrault (1997); Mariano Olcese: las propiedades de la mano (2005); Ángel Marcos (2005) y El cuarto de al lado (2007).

Martín Garzo cuenta en su currículum con reconocimientos como el Premio Emilio Hurtado por El amigo de las mujeres, el Premio Nacional de Narrativa por El lenguaje de las fuentes, el Miguel Delibes por Marea oculta, el Premio Nadal por Las historias de Marta y Fernando, el IV Premio Periodístico sobre Lectura por el artículo Instrucciones para enseñar a leer a un niño, el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por Tres cuentos de hadas y fue finalista del III Premio de la Crítica de Castilla y León por Los amores imprudentes. La sensibilidad mostrada en estas obras lo ha convertido en uno de los autores más leídos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios