Maribel Verdú inaugurará el Festival de Cine Europeo con la esperada 'Fin'

  • La adaptación de la aplaudida novela de David Monteagudo cuenta también con Clara Lago y el modelo Andrés Velencoso en el reparto · El certamen entregará el Premio Ciudad de Sevilla a Maria de Medeiros

Fin, la esperada adaptación de la novela homónima de David Monteagudo, será el título encargado de abrir el próximo día 2 el Festival de Cine Europeo de Sevilla. El primer largometraje de Jorge Torregrosa, protagonizado por Maribel Verdú, Clara Lago, Daniel Grao y Blanca Romero, y en el que debuta como actor el modelo Andrés Velencoso, es para el director del certamen hispalense, José Luis Cienfuegos, "un lujo de inauguración, una película que dará mucho color al festival". El filme se ha visto ya en el Festival de Toronto, pero en España se mantiene la curiosidad por averiguar qué ha hecho Torregrosa, conocido hasta ahora por sus cortometrajes, con un libro que desde su publicación en Acantilado en 2009 se convirtió en uno de los fenómenos más inesperados de la literatura española.

La presencia de esta película de género "con ingredientes de thriller, ciencia-ficción e incluso de terror", pero en la que "los personajes y su humanidad son muy importantes", como la define su director, dará el pistoletazo de salida a una programación que, como anticipó ayer Cienfuegos, incluirá numerosas producciones españolas. En la Sección Oficial también se exhibirá Recoletos arriba y abajo, nueva creación de Pablo Llorca, uno de los autores "más reconocido a nivel internacional" gracias a obras como Jardines colgantes o La espalda de Dios, que esta vez revisa la historia del tardofranquismo a través de la figura de un policía jubilado.

En el apartado Nuevas olas, esa sección creada para dar cabida a "otro tipo de cine, arriesgado, inclasificable", a los ya anunciados Arraianos, de Eloy Enciso, y Mapa, de León Siminiani, se ha sumado Otel.lo, de Hammudi Al-Rahmoun Font, un barcelonés de padre sirio que, como Kike Maíllo (Eva) también es profesor de la Escola de Cinema i Audiovisals de Catalunya (ESCAC). En su película, Al-Rahmoun utiliza la tragedia de Shakespeare para reflexionar sobre el poder, la pasión, los celos y el engaño.

Además, Cienfuegos hizo referencia a la sección Panorama andaluz y a la "fortaleza de la industria" en la comunidad autónoma: el apartado que divulga el audiovisual de la región mostrará "27 obras entre cortos y largos".

En un encuentro con los periodistas, José Luis Cienfuegos informó también del homenaje que el SEFF dedicará a la portuguesa Maria de Medeiros, que recibirá el Premio Ciudad de Sevilla en la clausura del certamen, el 10 de noviembre. La actriz presentará su último trabajo como directora, un relato comprometido como lo fue su ópera prima, Capitanes de abril. En Los ojos de Bacuri, Medeiros parte del retrato de diferentes mujeres de una misma familia para hablar de la lucha por las libertades en América Latina. El director del festival confirmó, como se había rumoreado en un principio, que su intención era que Portugal fuera el país invitado del certamen junto con Grecia, pero "era prácticamente imposible programar tantas películas de interés al mismo tiempo, y hubo que quedarse con un sólo país". Sí habrá "un guiño" con tres sesiones programadas "por los festivales más importantes de Portugal, el de Vila do Conde, el Indie Lisboa y Doclisboa".

Sobre los contenidos del SEFF, cuyo presupuesto total es de 900.000 euros, Cienfuegos confesó que habían perfilado "un programa muy ambicioso", aunque avisó que en su propósito de apostar "por una idea de cine" y su interés en "educar la mirada del espectador" también habría películas que "no van a ser complacientes, porque hablan del entorno en que vivimos". El coordinador del festival indicó que los abonos y entradas mantendrán los precios del año pasado y atribuyó la marcha del Nervión a las nuevas salas -Alameda, Avenida y Plaza de Armas- a que "sobre el 70% de los títulos que se proyectan serán en formato digital".

Cienfuegos, que reiteró su propósito ya expresado en anteriores ocasiones de favorecer "la cercanía entre los invitados y el público" destacó de las actividades paralelas la utilización de la sala Holiday y, aunque no quiso dar nombres, anunció que "hay muchas bandas a las que les apetece venir a Sevilla, grupos locales, nacionales e incluso internacionales". Descartó la fórmula de programar a músicos acompañando una proyección. "Por mi experiencia sé que la gente, después de llevarse todo el día metida en el cine, prefiere los conciertos en otro sitio, que no le exijan atención y silencio", comentó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios