Manolo Zarzo regresa al cine con una película sobre viejos actores

  • 'Blockbuster', dirigida por Tirso Calero, es un homenaje a una generación de intérpretes injustamente tratados

El actor Manolo Zarzo, de 80 años de edad y con más de cien películas en su mochila cinematográfica, regresa a la gran pantalla con la película Blockbuster, "un drama en blanco y negro" con el que su director, Tirso Calero, pretende alzar la voz en defensa de "una generación de actores injustamente tratada".

El personaje que interpreta Zarzo -Manuel López Zarza- es el de un veterano actor que, tras una larga carrera y después de varios años sin trabajar, acepta participar en un cortometraje de ciencia-ficción que dirige un grupo de jóvenes.

"En los ensayos ha habido momentos en que Zarzo se echaba a llorar porque la película plasma situaciones que él ha vivido", ha manifestado el director alcoyano. De hecho, el personaje protagonista se ha ido construyendo, según Calero, a partir de "elementos autobiográficos" del propio Zarzo y de "anécdotas" recogidas de actores como Sancho Gracia o Juan Luis Galiardo.

Blockbuster, cuyo rodaje ha comenzado estos días en Alicante, es un "un drama en blanco y negro sobre un viejo actor que se resiste a morir". "El personaje de Zarzo es en realidad un compendio de actores de una generación tratada injustamente por la industria del cine", ha explicado Calero.

"Son todos esos actores que hoy tienen más de setenta años y que tiene en común su entrega, pasión y amor a su profesión", ha apuntado el director alcoyano, quien pone a Zarzo como ejemplo de esta generación de actores.

"Era el momento de rendirle un homenaje tanto a Manolo como a la profesión de actor", ha añadido.

Sin embargo, el de Zarzo no fue el primer nombre que el director barajaba para protagonizar Blockbuster. En un principio, se pensó en Sancho Gracia y en su hijo, Rodolfo Sancho, pero la muerte del primero obligó a modificar los planes. "Tuvimos que cambiar algunas cosas", ha admitido Calero, que recurrió a Manolo Zarzo, "un actor semirretirado" pero al que "se podía sacar de casa con un buen guión".

Calero considera que "no hay suficientes papeles para actores de más de setenta años" debido a que "falsamente se cree que los protagonistas, como ocurre en televisión, no pueden tener más de cincuenta años".

A su juicio, "la televisión está marcando una pauta de consumo" en la que "priman los actores jóvenes", y ha lamentado, además, que "muchos de ellos solo quieren ser famosos, y se está perdiendo la vocación que tenían los viejos actores".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios