Laura García-Lorca: "Tenemos que negociar para traer el legado"

  • El Centro Lorca abre sus puertas en Granada con un acto en el que los representantes institucionales lanzan guiños al entendimiento para lograr la llegada de los 5.000 manuscritos

El acto de inauguración del Centro Federico García Lorca, ayer en Granada, tuvo mucho de cortejo a la sobrina del poeta y presidenta de la Fundación. La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, abogó por la cordialidad entre las instituciones y la familia del poeta y José Torres Hurtado, alcalde de Granada, llegó más lejos y lanzó continuos guiños a Laura García-Lorca para que, finalmente, el legado que se custodia en la Residencia de Estudiantes llegue a la cámara acorazada construida ex profeso en La Romanilla. "Cuando lleguen los documentos haremos una segunda inauguración con cohetes y banderas", explicó Torres Hurtado. Justo antes del comienzo del acto institucional, Laura García-Lorca rompió el silencio que lleva casi a rajatabla desde que estalló el escándalo sobre la deuda de la Fundación Lorca, cifrada, de momento, en 8,5 millones de euros. "Hay unos acuerdos entre la Fundación y las instituciones, hay unos nuevos estatutos y habrá que llegar a un entendimiento sobre esta base", explicó la sobrina del poeta sobre un nuevo marco legal en el que no se especifica la obligación de su institución de ceder los documentos, un punto que sí figuraba en los estatutos anteriores que databan de 2007. En este sentido, la sobrina del autor de Yerma insistió en que no podía poner una fecha concreta, pero que su intención es que lleguen lo más pronto posible. En todo caso, "la titularidad seguirá siendo de la Fundación", apuntó en referencia a la posibilidad de que el Ministerio de Cultura y la Junta de Andalucía condonen la deuda de 4,5 millones a cambio de que los manuscritos lorquianos lleguen a la ciudad bajo titularidad pública. Laura García-Lorca, que no participó finalmente en la ronda de discursos institucionales, también desveló que, de momento, no hay ninguna novedad respecto a la denuncia que presentó contra su ex secretario, Juan Tomás Martín, por posible falsedad y apropiación indebida. El principal escollo para que no se haya cerrado el traslado de los manuscritos es que "hay una acción judicial pendiente", afirmó, lo que se une a que, con los nuevos estatutos del consorcio del centro, "habrá que volver a hacer un acuerdo entre las instituciones". "Pero estamos impacientes y somos los primeros interesados en que el legado llegue al centro", concluyó la presidenta de la Fundación Lorca, que ejerció de anfitriona para recibir uno a uno a todos los invitados. Después se sentó en primera fila para asistir a los discursos oficiales.

El acto, celebrado con el edificio vacío y con ciertas prisas para no perder el millón de euros de fondos nórdicos para la programación, consistió en un recorrido de las autoridades al edificio, el descubrimiento de una placa conmemorativa y una actuación musical a cargo de la soprano Mariola Cantarero y la pianista Mercedes Enciso, que concluyó con la violinista noruega Guro Kleven Hagen y el pianista Gunnar Flagstad.

Después vino la foto protocolaria con los representantes institucionales, algo descafeinada respecto a otros actos similares, en la que posaron el director general de Fondos Comunitarios del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, José María Piñero; el ministro consejero de la Embajada de Noruega, Lars Andersen; la directora general de Política e Industrias Culturales y del Libro del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Teresa Lizaranzu; la consejera de Cultura, Rosa Aguilar; el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena; y el alcalde de Granada, José Torres Hurtado. Una foto que, seguramente, podría haber tenido otros rostros en caso de que el legado estuviese ya en Granada. En cuanto a los invitados del mundo de la cultura, destacó la presencia de dos Premio Nacional de Poesía, los granadinos Luis García Montero y Rafael Guillén.

Lars Andersen destacó que el centro, que fomentará el estudio del poeta, abra una vía de cooperación entre ese país y España. Teresa Lizaranzu, por su parte, subrayó que el nuevo espacio cultural debe apostar por mirar al pasado desde una óptica contemporánea, mientras que el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, propuso impulsar la creación de una ruta lorquiana.

Por su parte, la consejera andaluza de Cultura, Rosa Aguilar, afirmó que Lorca es el poeta que "mejor ha sabido aunar la cultura popular de Andalucía con la vanguardia artística" y que el nuevo centro será un lugar abierto a la experimentación. "El Centro Lorca va a cumplir también una labor clave, esencial, fundamental de conservación del inmenso legado que tenemos la suerte de recibir y disfrutar y la obligación de compartir y conservar para nuestros hijos y nietos. Manuscritos de obras de teatro o poesía, dibujos originales, cartas, su biblioteca personal, archivo fotográfico y periodístico, partituras, obras de arte… Esto y mucho más conformarán los fondos del Centro, a disposición y al servicio de investigadores, estudiosos y divulgadores que nos ayudarán a seguir profundizando en el universo lorquiano", señaló Aguilar sobre unos fondos para los que se construyó el edificio ayer inaugurado.

Por último, Torres Hurtado insistió en que el Centro Lorca abre desde hoy sus puertas para una serie de visitas guiadas, pese a que en la actualidad se trata de un edificio sin contenido y sin ninguna actividad cultural programada. No será hasta el próximo septiembre cuando se inaugure la programación cultural con la exposición El público, una aproximación al espacio que ocupa el centro. Además, el alcalde quiso recordar cómo se comenzó a gestar el proyecto en 2003, cuando el ex presidente Aznar, "un gran lector de poesía aunque no lo parezca", recibió su propuesta de construir un centro de referencia de Federico García Lorca. Torres Hurtado fue recorriendo la historia transcurrida desde entonces hasta la inauguración de ayer, 12 años después, incluida la "manía de cobrar" de Ferrovial, la empresa constructora de la que, pese a todo, destacó su espíritu de colaboración y a la que todavía se le adeudan 2,5 millones de euros. Para cerrar su intervención dedicó unas palabras a Laura García-Lorca: "Eres una enamorada de Granada y vas a hacer todo lo posible para que los fondos lleguen".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios