Kate Hudson y Lance Armstrong han roto"En reuniones familiares está prohibido hablar de toros"Knightley, sin Photoshop

La actriz Kate Hudson y el hepta-campeón del Tour de Francia, Lance Armstrong, han puesto fin a su breve romance de tres meses.

Según la edición digital US Magazine, una fuente cercana a la pareja ha confirmado la ruptura de esta relación que saltó a la luz tras la publicación de unas fotografías en Austin, Texas a mediados del pasado mes de mayo.

"No ha habido ningún drama, simplemente ellos decidieron terminar la relación", ha manifestado dicha fuente, quien agregó además que "no hay odio, sólo tristeza".

Cuando todos empiezan a pensar en las vacaciones, José Antonio Canales Rivera sabe que su ritmo de trabajo va a ser más fuerte. Entre compromisos profesionales, el diestro apura los días de descanso que tiene en Cádiz, ciudad donde tiene fijada su residencia. Torero por tradición y vocación, dice querer explorar todas sus cualidades, para que nunca llegue a verse a sí mismo encasillado. Eso sí, sin renunciar a su apasionada forma de entender la vida.

-Al lanzarse a un ruedo, ¿en qué o quiénes piensa?

-En lo último en que uno piensa es en sus seres queridos… Cuando te vistes luces, te debes a un espectáculo en el que das la vida. Debes ser consciente en todo momento de tu responsabilidad.

-Ahora que el tema de la conciliación laboral está en boga. ¿Cuesta hacerse cargo usted mismo de la casa y de sus dos hijos?

-Cada vez se me hace más cuesta arriba trabajar fuera de casa. Suelo encargarme de llevar a los pequeños hasta la guardería, juego con ellos… Apuro hasta el último momento, salgo de la faena lo antes posible para irme a descansar con los míos.

-Cuando no está trabajando, ¿cómo le gusta distribuir su tiempo?

-Paso ese tiempo con mis niños y la familia. Me sacrifico mucho por el toreo, entreno en el campo. No me gusta desconectar, salvo cuando llego a casa.

-¿Le ha pesado llevar el apellido Rivera tanto en su faceta personal como profesional?

-Los apellidos benefician y perjudican. La gente te conoce y cree ya saber quién eres. Y cuando no se está a la altura de las expectativas la decepción es mucho mayor. Lo sobrellevo lo mejor que puedo.

-¿Cuál es el primer recuerdo que tiene ligado a su actual profesión?

-Pues la primera vez que me puse delante de una becerrita, tenía entonces 7 años… Me acuerdo que me pegué un buen revolcón por el suelo y me hice una cicatriz en el pecho.

-¿Por quién se dejaría cortar la coleta?

-Ahora mismo, por nadie. Mis hijos han venido a este mundo durante mi carrera profesional. Después de ellos, el toreo es lo que me hace más ilusión en esta vida. Disfruto muchísimo con lo que hago.

-¿A qué aspectos nunca renunciaría?

-Si volviese a nacer, igualmente hubiese elegido ser torero… Es casi como una enfermedad.

-Ha accedido a participar en realities y otros programas de televisión…

-El público me encasilla como torero, de hecho, he participado en televisión por dedicarme a esto. Tanto mi aventura en la selva como mi participación en los monólogos han sido toda una experiencia, me divertí muchísimo. De hecho, si hubiera sabido que no me iba a encontrar a gusto, no me habría comprometido.

-¿Se enfrenta igual a un toro que frente la vida?

-Sí. Por suerte o por desgracia. Soy una persona más pasional que cerebral. El toreo tiene mucho de esa impulsividad, de corazón, de verdad.

-¿A qué aspira a nivel profesional?

-En la profesión de torero, no hay un límite como lo puede haber en el ámbito militar mediante los distintos rangos de poder. Por lo que he escuchado sobre grandiosas figuras del toreo, todas están de acuerdo en que siempre te queda por hacer la faena soñada.

-En las reuniones familiares, las conversaciones pueden derivarse a monotemáticas…

-Está terminantemente prohibido hablar de toros. Sería horrible, casi un no vivir. A casa se va a desconectar y cuando llega la hora de cumplir en el trabajo hay que tratar de ser el mejor.

-Vive en Cádiz. ¿Echa de menos una plaza de toros en su ciudad de residencia?

-¡Qué menos! Fue en Cádiz donde surgió el toreo de a pie, donde nacieron figuras de leyenda, donde han establecido su sede las principales ganaderías… El Puerto, Jerez y Algeciras tienen plaza y echo de menos que no haya en mi ciudad.

-En un debate, ¿qué argumentos antepone a quienes se defienden antitaurinos?

-Intento mantenerme al margen. Para mí es un mundo en el que entra en juego mucha emoción, pasión… Eso no lo podrían entender ellos y yo lo respeto.

La actriz británica ha ordenado que no se retoquen sus fotos con ningún programa informático. La protagonista de Piratas del Caribe aparecerá más natural que nunca en las imágenes promocionales de su nuevo trabajo, The Duchess, ambientada en el siglo XVIII.

Knightley, de 23 años, ha sido muy criticada por su extremada delgadez, siempre corregida virtualmente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios