La Junta confirma el registro patrimonial de los bienes de Dueñas

  • Se publica en el BOJA la orden para inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz parte de la colección artística que la duquesa de Alba tiene en Sevilla

La Consejería de Cultura ha iniciado el procedimiento para la inclusión de manera colectiva en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (Cgpha), como parte del Inventario de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español, de más de 700 bienes pertenecientes a la colección artística que la duquesa de Alba, Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y De Silva, conserva en el Palacio de las Dueñas de Sevilla. El conjunto de obras aglutina la mayoría de los movimientos artísticos sucedidos en España desde el siglo XVI, así como otras piezas llegadas de distintos lugares de Europa, y que abarcan desde la época clásica hasta la segunda mitad del siglo XX.

Los bienes que se catalogarán, según recogía ayer el BOJA, configuran una selección de la amplia colección que la duquesa de Alba atesora en el palacio sevillano, en la que destaca el fondo de carácter arqueológico, compuesto por piezas romanas, muestras medievales hispánicas y otras esculturas de diversa procedencia, cuya cronología abarca desde el siglo XVI al XIX.

Por su interés artístico e histórico, también sobresale un conjunto de tapices tejidos en Flandes durante los siglos XVI y XVII, en los que se representan escenas mitológicas -como la serie que narra pasajes de la vida de Faetón, realizada en los talleres de La Fama-, temas religiosos, heráldica o motivos meramente decorativos. También se incluirán en el Cgpha obras pictóricas de gran valor, entre las que abundan la pintura renacentista y de los siglos XVII y XVIII, pertenecientes principalmente a la escuela española e italiana representadas por autores como los Bassano, José de Ribera, Lucas Jordán y Anibal Carracci, entre otros. Del siglo XIX también se inscribirá un amplio grupo de pinturas costumbristas, así como una secuencia de retratos familiares que se extiende hasta principios del siglo XX.

La artesanía andaluza del siglo XIX ocupa un espacio relevante en esta colección artística, con piezas representativas de los barros malagueños o granadinos. Asimismo, se inscribirá un conjunto de piezas mobiliarias, entre los que destacan bargueños o escritorios renacentistas decorados con esmeradas taraceas, muebles españoles de los siglos XVII y XVIII, otros en mayor número procedentes de Europa, y ejemplos de mobiliario historicista y modernista. En esta colección se incluyen, además, relojes de los siglos XVIII al XX y algunas muestras de las artes decorativas, como porcelanas, obras de orfebrería, cortinajes, alfombras y un conjunto de abanicos del siglo XIX.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios