Jóvenes de la provincia participan en un programa de intercambio

Cuatro jóvenes de los municipios de la Mancomunidad Campiña-Andévalo -Valverde, Beas, Trigueros y San Juan- han participado en Bucarest, capital de Rumanía, en un programa de intercambio que les ha permitido conocer la realidad social y la cultura emprendedora de otros jóvenes de zonas rurales de Bulgaria, Hungría, Lituania y Rumanía.

Los onubenses, que califican la experiencia de "excelente", destacan las facilidades que dan los gobiernos en otros países para que se constituyan nuevas empresas.

Teresa Arroyo, de Trigueros, señaló que "en otros países no ponen tantas trabas a los jóvenes a la hora de poner una empresa en marcha. Por ejemplo, no necesitan un capital mínimo para que arranque la empresa". Lo mismo ocurre si es una asociación o una ONG. El llamado emprendimiento social tiene muchas facilidades. "Los trámites son más sencillo para crear una ONG y una asociación. Se establecen unos estatutos mínimos y se ponen a funcionar, y luego se va dotando al colectivo de todo lo que le hace entidad social", aclara el sanjuanero Juan Carlos García.

A favor de los españoles, la calidad educativa y sanitaria. Según éstos jóvenes, las diferencias son enormes entre los servicios que se prestan en las zonas rurales y en las capitales. Además de su forma de vida, nuestros representantes pudieron conocer iniciativas empresariales relacionadas con el turismo verde que pueden tener una gran aceptación en nuestro país, según García. Junto a ellos, también han participado Atilano Barrios, técnico de Juventud del Ayuntamiento de Beas, y Alfonso Seco, de Valverde. Barrios indicó que "los resultados de este proyecto los trasladamos a la mancomunidad para que en un futuro próximo sea entidad promotora de estos intercambios, ya que de ellos se extraen mucha información que es buena para el emprendimiento".

Para Alfonso Seco, la realidad de la juventud de los países europeos es muy parecida. Comentó que "hemos detectado por medio de conversaciones de trabajo que no tienen mucho acceso a los servicios en las zonas rurales o no hay tantas oportunidades, aunque luego no hay tanta diferencia en cómo somos o qué nos gusta"

María José Alcuña, técnico de la mancomunidad, explicó que "con este proyecto hemos querido darle una dimensión europea a la formación y a las líneas de actuación que realizamos en la mancomunidad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios