Italia propondrá que el puente de Calatrava en Venecia sea Patrimonio de la Humanidad

  • La obra generó en el país una gran polémica por su elevado coste y el retraso en su apertura

El Gobierno italiano, a través de su Ministerio de Cultura, propondrá en la próxima reunión del comité del Patrimonio Mundial de la Unesco que se incluya el Quarto Ponte sobre el Gran Canal de Venecia, diseñado por el arquitecto valenciano Santiago Calatrava, en la lista de obras que forman parte del Patrimonio de la Humanidad. Esta obra se ha convertido en un "acontecimiento de gran interés" debido a que sólo se han construido tres puentes desde el siglo XVI en la ciudad que posee un mayor número de puentes del mundo, destacó ayer la oficina de prensa del arquitecto valenciano.

El puente peatonal diseñado por Calatrava está ubicado en un lugar estratégico, enlazando por el norte con la Estación de Ferrocarril y por el sur con Piazzale Roma. Así, el nuevo puente cumple la función esencial de unir la terminal de autobús de Piazzale Roma con la Estación de Ferrocarril, reforzando el nudo de transporte de la ciudad.

La obra de Calatrava, sin embargo, ha estado rodeada de polémica desde su génesis. La prensa italiana, por su parte, ha subrayado que el puente podría dañar las dos orillas de los canales sobre las que se asienta, aspecto desmentido por el estudio de Calatrava, que insiste en que "el diseño ha sido respetuoso con el Gran Canal y cuidadoso en cuanto a la integración del puente con los muelles de ambos extremos".

Por si fuera poco, en un país en el que la crisis económica ha tenido un candente papel en el debate electoral que dio recientemente la victoria a Berlusconi, la derechista Alianza Nacional ha criticado hasta la saciedad el elevado coste del proyecto, cifrado en 20 millones de euros, que sufrió retrasos en su ejecución y apertura.

También fue muy polémica la ausencia de un acceso para minusválidos, lo que obligó a Calatrava a improvisar un ascensor que permitiera subir al puente.

Con una longitud de 94 metros y una anchura que varía de los 5,5 metros de cada extremo a los 9,3 del punto central, la obra se eleva de una altura de 3,2 metros en la base a 9,2 metros en el punto central. La estructura de acero, ornamentada con piedra blanca de Istria y ligeros contravientos de cristal, consiste en un arco central de 180 metros de radio, con dos arcos laterales y dos inferiores. De noche, bombillas fluorescentes ubicadas dentro de la barandilla alumbran el camino junto con la iluminación que hay bajo la plataforma transparente y los focos ubicados en la base de los muros en ambos extremos del puente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios