Fila siete

Infamias del pasado

Multicines La Dehesa Islantilla, CineBox Aqualon Puerto Huelva, CineVip Lepe, El Condado Cinemas 7 y Al Andalus Punta Umbría.- T.O.: 'The girl with the dragon tattoo'.- Producción: Estados Unidos, Suecia, Reino Unido y Alemania, 2011.- Duración: 158 minutos.- Dirección: David Fincher.- Guión: Steven Zaillian basado en la novela de Stieg Larsson.- Fotografía: Jeff Cronenweth.- Música: Trent Reznor y Atticus Ross.- Montaje: Kirk Baxter y Angus Wall.- Intérpretes: Daniel Craig, Rooney Mara, Stellan Skarsgärd, Robin Wright, Christopher Plummer, Steven Berkoff, Joely Richardson

Estamos, dicho cuanto antes, ante un remake, una nueva versión de la película que vimos en 2009, dirigida por el danés Niels Arden Oplev, adaptación de la novela de Stieg Larssen que fue un best seller en todo el mundo. Los productores de Hollywood han tratado siempre de aprovecharse de los éxitos del cine europeo. En esta ocasión se han dado tanta prisa en adaptar el famoso libro que la versión que ahora vemos parece más una clonación del film que vimos hace dos años. Ocurre sin embargo que esta revisión del tema ha caído en manos de David Fincher y esto son palabras mayores.

Lo digo o lo escribo, porque David Fincher es un director de sobrado prestigio que tiene en su haber títulos tan notables como Zodiac (2007), un film poco reconocido, El curioso caso de Benjamin Button (2008) y, sobre todo, La red social (2001), por recordar las más recientes. Sobre Millennium…, por citarla sin el largo título que se le ha dado en España, ya que el original es The girl with te dragon tattoo, hay que reconocer esa inconfundible factura que la cinematografía norteamericana aporta a estos productos de procedencia europea. Ello nos lleva a los habituales planteamientos del thriller con características muy genuinas y por lo general muy efectivas.

En cuanto a lo que nos depara esta versión volvemos al periodista financiero Mikael Blomkvist, que, declarado culpable de difamación está dispuesto a recuperar su honor. Henrik Vanger, uno de los más poderosos empresarios suecos, le llama para que investigue el misterio que rodea la desaparición y posible muerte de su sobrina Harriet, ocurrida cuarenta años atrás. Blomkvist empieza a investigar el entorno familiar y descubre un pasado infame que envuelve a toda la familia Vanger, que guarda en sus armarios numerosos esqueletos producto de asesinatos, misterios familiares, corrupciones y perversiones. Una historia paralela en principio nos muestra las peripecias de Lisbeth Salander, una hacker informática, rebelde, con excepcionales habilidades y memoria fotográfica, cuyo pasado es también poco recomendable y que avanzada la historia empieza a colaborar muy eficazmente con el periodista.

David Fincher, que en su obra cinematográfica siempre ha explorado el lado oscuro y las obsesiones, no siempre ejemplares, de la sociedad de nuestro tiempo, al tema de Millennium le ha tomado su propia medida y es evidente que dentro de la consistencia de la realización, mejora sensiblemente la versión sueca, destacando esas actitudes de la maldad humana incardinadas en algunos de los miembros de esta compleja familia.

En resumen el espíritu de la novela ha sido perfectamente asimilado por el realizador, que cuenta con dos valores interpretativos considerables: Daniel Craig y Rooney Mara, creadora de un icono cinematográfico. Lástima la larga duración de la película y la banda sonora obsesiva y muchas veces molesta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios