Herederos de Diego de Alvear acusan a Odyssey de intentar dividirlos

  • Una veintena de descendientes del marino español reivindica en Madrid a su antepasado y vuelve a pedir que algunas monedas de 'La Mercedes' vayan a Montilla.

La empresa cazatesoros Odyssey ha tratado de dividir a los descendientes de Diego de Alvear, pero no lo ha conseguido, según afirmaron ayer sus herederos. La figura de Alvear, marino español nacido en Montilla, es conocida por su desgraciada historia en el hundimiento de la fragata La Mercedes.

La historia de Diego de Alvear es una de las más sobrecogedoras de la batalla del Cabo de Santa María (1804). Era comandante de flota en una de las fragatas de la escuadra española y vio cómo su esposa, siete hijos y toda su fortuna se hundían con la malograda Mercedes ante el ataque sorpresa de los ingleses.

Una veintena de descendientes de este marino visitaron ayer diversas instituciones en Madrid para celebrar el regreso del tesoro del Odyssey y para reivindicar la figura de su antepasado en otros episodios de la historia de España.

José María Moncasi de Alvear y Diego de Alvear (único que conserva el mismo nombre y apellido del marino ilustrado) reiteraron que nunca han ejercido el derecho de reclamación del tesoro, primero por "lealtad" y segundo porque el Estado español ya reguló esa posibilidad en el siglo XIX, que quedó cerrada en 1870.

Preguntados por las posibles reclamaciones de otros descendientes, subrayaron que desconocen tales movimientos y que tienen constancia y contacto con los 1.500 herederos de este linaje, tanto en la rama española como la argentina; si alguien se atribuye esa condición debe justificarla y atestiguarla, advirtieron.

La visita comenzó en el Museo Naval de La Armada, siguió en el Congreso y finalizó en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, con una entrevista con el director general de Bellas Artes, Jesús Prieto. José María Moncasi reiteró que desearían que algunas de las monedas de La Mercedes terminaran en Montilla, localidad de origen de su antepasado.

Además, estos descendientes reivindican la figura del militar, no solo por el caso Oysssey sino en la defensa de la isla de León ante la invasión napoleónica (1810) y en la promulgación de la Constitución de Cádiz de 1812, pues entonces era el gobernador político militar de esta isla de la Bahía de Cádiz.

De hecho, los próximos días 21 y 22 de septiembre se han organizado actos en su memoria en San Fernando y en Cádiz respectivamente, entre ellos el descubrimiento de una placa conmemorativa en la fachada del Oratorio de San Felipe Neri.

Moncasi subrayó que en los actos del pasado 19 de marzo en recuerdo de La Pepa "hubo participación de los políticos y poco de los militares".

Diego de Alvear, que hablaba ocho idiomas y escribió un tratado sobre sus descubrimientos en la selva amazónica, fue enviado a Inglaterra tras la derrota en la batalla del cabo de Santa María. Allí contrajo matrimonio con Luisa Rebeca Ward, con quien tuvo ocho hijos, y continuó su trayectoria militar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios