Haneke arrasa en los premios del Cine Europeo con 'La cinta blanca'

  • El compositor español Alberto Iglesias recibe el galardón a la mejor música por 'Los abrazos rotos', de Pedro Almodóvar, nominado en tres apartados por la Academia

La película La cinta blanca, del alemán Michael Haneke, arrasó ayer en los premios anuales de la Academia del Cine Europeo, al llevarse los galardones de mejor filme del año, director y guión. El español Pedro Almodóvar, que competía con Los abrazos rotos en los apartados de mejor dirección y mejor actriz (Penélope Cruz), consiguió finalmente tan sólo el tercero de ellos, el de mejor música, obra del compositor donostiarra Alberto Iglesias.

Haneke, quien en 2005 ya se llevó la máxima distinción y el premio a su labor como realizador con Caché, repitió fortuna este año con su inquietante filme sobre un grupo de niños que crecen sometidos a una rígida disciplina religiosa en una Alemania que asistirá al estallido de la Primera Guerra Mundial, una historia de la que el autor de Funny games, La pianista o Código desconocido se vale también para reflexionar sobre las condiciones que hicieron posible el triunfo del nacionalsocialismo.

Los premios a la mejor interpretación masculina y femenina fueron, respectivamente, para el francés Tahar Rahim, por el drama carcelario de Un profeta, uno de los títulos que partían como favoritos en las quinielas de críticos y especialistas congregados en la localidad alemana de Bochum, y para la actriz británica Kate Winslet, por El lector y su papel de celadora analfabeta en el campo de concentración nazi de Auschwitz.

Por votación popular, la película del año fue Slumdog Millionaire, del británico Danny Boyle, uno de los grandes exponentes del cine de ropajes independientes pero triunfadores en taquilla y en Hollywood, donde el cineasta cosechó ocho premios Oscar por esta historia ambientada en una India exótica de miseria extrema, frenético lenguaje videoclip y segundas oportunidades El veterano realizador polaco Andrzej Wajda (de quien se puede ver todavía en las salas de cine Katyn) fue distinguido con el premio de la crítica internacional Fipresci por su última producción, Tatarak.

La gran gala de la Academia Europea de Cine reservó ayer también un tiempo para homenajear a dos pesos pesados del cine continental de las últimas décadas: el director británico Ken Loach y la actriz francesa Isabelle Huppert recibieron los premios del año al conjunto de sus respectivas carreras.

De acuerdo a la tradición rotaroria de la Academia del Cine Europeo, la ceremonia se celebró este año en Bochum, ciudad de provincias de la Cuenca del Ruhr, después de que haya pasado por Berlín, París, Londres, Roma, Barcelona, Copenhague y Varsovia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios