Hallan un nuevo exvoto en las inmediaciones de Torreparedones

  • Un vecino encontró esta pieza, que conserva sólo la parte superior del cuerpo de una mujer

Cuando apenas quedan unos días para que el Ayuntamiento de Baena dé a conocer el lugar exacto en el que se iniciarán de forma casi inmediata nuevas excavaciones en el Parque Arqueológico de Torreparedones con la esperanza de que puedan arrojar a la luz nuevos e interesantes descubrimientos, de forma casual y sin esperarlo se ha producido un agradable hallazgo en las inmediaciones del conocido como Cortijo de las Vírgenes, localizado a menos de un kilómetro del yacimiento. Este vestigio ha sido encontrado por un vecino del municipio y lo ha donado al Museo Histórico de la localidad.

Concretamente, se trata de un nuevo exvoto similar a los ya encontrados en el año 2007, cuando se excavó el santuario íbero y se recuperaron más de 200 estatuillas de piedra de este tipo. En el hallado ahora se ve cómo sólo se ha conservado la parte superior del cuerpo y pertenece a una dama, con el rostro bien marcado pero muy esquemático, como suele ser normal en todas las piezas encontradas en este santuario.

En este sentido, tal y como explicó el arqueólogo municipal, José Antonio Morena, en esta estatuilla "se observa cómo sobre la cabeza lleva una cofia y sobre ella un velo que cae por los lados ocultando las orejas", así como, "los pechos aparecen bien señalados y las manos a la altura del vientre". En su opinión, "ésta es un testimonio más de la religiosidad popular que practicaban los antiguos itucitanos hace 2000 años". Estos exvotos constituyen la prueba palpable de que la divinidad adorada en el santuario de Torreparedones (Dea Caelestis-Juno Lucina) tenía un carácter salutífero.

El también director de los trabajos que se llevan a cabo en el yacimiento insistió igualmente en que "los fieles acudían allí para solicitar de la diosa un beneficio, normalmente la curación de una enfermedad". "Cuando se producía el milagro y el devoto sanaba, volvía al santuario para entregar el exvoto como prueba de gratitud", concluyó.

El santuario de Torreparedones fue localizado a extramuros, y en él se han excavado estructuras pertenecientes a dos edificios de culto, de los cuales el mejor representado es el segundo en orden cronológico. El primer templo se podría datar en época romana republicana y el segundo en época altoimperial. Entre los hallazgos más significativos hay numerosas piezas de cerámica, dos altares tallados en piedra caliza local y más de 200 exvotos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios