Pitingo. Cantaor

"Haga lo que haga siempre seré flamenco porque mis raíces están ahí"

  • El artista ayamontino ofrece en su gira de verano un espectáculo en el que repasa conocidos temas de sus discos, desde 'Pitingo con Habichuelas' a 'Malecón Street', y muestra su faceta como cantaor

Comentarios 1

Antonio Manuel Álvarez Pitingo (Ayamonte, Huelva, 1980) viene dedicando este verano a ofrecer en los escenarios un recorrido por todos sus discos, desde Pitingo con Habichuelas hasta el último, Malecón Street. Recientemente estuvo en Córdoba y Madrid y el día 12 en Valencia. El artista, conocido por su estilo flamenco soul, sus fusiones y versiones, también incluye una introducción de varios temas de flamenco puro.

-En el concierto ofrece su faceta más flamenca. ¿Qué palos toca?

-Lo abro con una soleá, una malagueña o granaína, un poco por bulerías o por alegrías, fandangos de Huelva... Depende de cómo me vaya encontrando.

-¿Ha pensado en dedicarse por completo al flamenco clásico?

-Nunca lo he dejado, siempre ha estado ahí aunque quizás no tenga tanta repercusión, pero siempre he estado haciendo festivales flamencos como el Potaje de Utrera o la Caracolá de Lebrija, compaginándolos con los discos más comerciales. Nunca dejo el flamenco. Ahora estoy haciendo un disco de cante ortodoxo que saldrá para las próximas Navidades. Me apetece, creo que es hora de hacer un disco para dar mi parte más flamenca.

-¿Para callar algunas voces críticas?

-Por una cuestión de que me apetece hacer un disco clásico y acordarme de cantaores como Pepe Pinto, La Niña de los Peines, Marchena, Manolo Caracol... Y si encima algunas bocas se callan, pues estupendo.

-Tiene una forma muy personal de hacer música. ¿En qué se fija a la hora de componer?

-Sobre todo en que quede con gusto y llevármelo a mi terreno. Creo que a veces se acierta, otras veces no tanto, pero lo importante es arriesgar. Intento siempre mantener el clima de la canción; si estoy hablando de amor, que suene a amor; si es alegre, que tenga alegría; si es de protesta, que tenga garra.

-¿Y a la hora de versionar?

-Siempre intento que suene completamente diferente, sobre todo rítmicamente. Armónicamente respeto lo que es la canción siempre, pero rítmicamente intento llevármela a otro terreno, un poco más actual, con ritmo más flamenco.

-Ha versionado a artistas como Donna Summer, Stevie Wonder, los Beatles o Nirvana. Es muy atrevido...

-Pues sí. Quien no arriesga no gana. Por supuesto he ganado muchísimos seguidores y también detractores. Creo que eso es la carrera de un artista, hay gente a la que le gusta, gente a la que no, gente que te quiere y otra que te odia. Pero bueno, yo lo llevo con dignidad y me gusta siempre que haya una polémica porque mientras haya polémica el artista está vivo.

-¿Hay algún estilo que no se atreva a fusionar con el flamenco?

-Pues no lo sé. No puedo decir de este agua no beberé. Hace poquito he grabado con la Orquesta Nacional de España y hemos hecho arreglos de música clásica. No le tengo miedo a nada, los flamencos en ese sentido somos bastante lanzados. No nos da miedo, quizás por el dominio que tenemos del ritmo nos son más fáciles las demás músicas. Que otro cante flamenco es más difícil.

-Ha sido muy criticado por los puristas. ¿Le ha afectado esto?

-Si fuese gente que verdaderamente supiese de cante sí me preocuparía, si fuese un Juan Habichuela o un Enrique Morente que en gloria esté. Pero a una persona que no sabe ni tocar las palmas no le hago mucho caso, no hay que darle mucha importancia.

-¿Entonces le dan seguridad?

-Sí, además yo me he criado con el cante y creo que con la vida que he llevado les llevo como un 80% ganado a ellos.

-¿Con qué artistas se siente más identificado, con los flamencos, los de pop...?

-Me siento identificado con los flamencos porque mi vida es flamenca, mi manera de ser, mi forma de vivir... Entonces, haga lo que haga, ópera, soul o lo que sea, siempre seré flamenco porque mis raíces están ahí y siempre tengo que ver con el flamenco. Vivo flamenco, como flamenco, duermo flamenco y me levanto flamenco. Me considero más cantaor de flamenco que cantante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios