Granada albegará los fondos de Áyala de su época en Nueva York

  • Un acuerdo con su viuda hace posible el regreso a su ciudad natal de su biblioteca

Fruto del acuerdo de colaboración entre CajaGranada y la Fundación Francisco Ayala, el fondo bibliográfico del escritor granadino que permanece en Nueva York y está compuesto por varios miles de volúmenes, se depositará en Alcázar Genil. Una vez allí serán catalogados y puestos a disposición de los investigadores y del público en general.

La biblioteca ha sido donada a la Fundación por Carolyn Richmond, viuda de Francisco Ayala. Los libros pasarán a formar parte del patrimonio bibliográfico andaluz y su catálogo se podrá consultar a través del portal de la Red Idea.

Ayala vivió en Nueva York entre 1958 y 1976, dedicado a la docencia y a la escritura de su obra narrativa. Son los años en los que se publican sus dos novelas más reconocidas: Muertes de perro y El fondo del vaso). De esa época es también El jardín de las delicias, libro de imposible clasificación, pero generalmente considerado su obra maestra.

Al hilo de su enseñanza en las aulas de diferentes universidades, desde el inicial Middlebury College al Brookling Collage de la City University of New York, donde se jubiló, y de su participación en numerosas reuniones académicas, se suceden además esos años los ensayos ayalianos sobre historia de la literatura española, que iría recogiendo en distintos volúmenes tributarios de la compilación Las plumas del fénix.

Teniendo en cuenta, por otra parte, que nunca abandonó su actividad como ensayista político, se puede afirmar que la biblioteca que próximamente llegará a Granada, para completar los fondos de la Fundación, es la de un intelectual completo y al día de la producción bibliográfica de primera mano, de acceso difícil o imposible a veces en la España de aquella época.

A través de iniciativas como esta, CajaGranada renueva su compromiso con la sociedad y facilita que el legado de uno de los autores fundamentales de la literatura española del siglo XX no solo se conserve en Granada, la ciudad natal de Ayala, sino también que la Fundación que lleva su nombre se convierta en el núcleo referencial para el estudio de la vida y la obra de una personalidad capital de la cultura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios