Granada despide a su tocaor Juan Habichuela con lágrimas y aplausos

  • Artistas y centenares de ciudadanos visitan la capilla ardiente instalada en el Teatro Isabel La Católica

Lágrimas, aplausos y el compás de su guitarra rompieron ayer tarde el silencio en el Teatro Municipal Isabel La Católica de Granada, que acogió la capilla ardiente de Juan Carmona Habichuela, fallecido la noche del pasado jueves en Madrid a los 83 años y que recibirá sepultura en el cementerio de su ciudad natal.

Artistas flamencos, representantes institucionales y centenares de ciudadanos pasaron en este caluroso primero de julio por el céntrico espacio municipal desde pasadas las cuatro de la tarde, cuando llegó el coche fúnebre procedente del tanatorio de San Isidro de Madrid, para dar su último adiós al guitarrista granadino. Allegados, familiares y amigos despidieron a Juan Habichuela, cuyo féretro cubierto por la bandera de Andalucía presidió el escenario del teatro, junto a una fotografía en blanco y negro del guitarrista y dos grandes velones de luz.

Las numerosas coronas de flores pusieron con sus colores el contraste frente las indumentarias de luto que vestían muchos de los presentes en el teatro, donde, entre llantos y aplausos, no dejó de sonar la guitarra de Juan Habichuela.

"Se ha ido un padre, para mí ha sido la persona que me ha enseñado a ser músico, a ser persona y ser granadino", declaró a los medios su hijo Antonio Carmona.

Nacido en Granada el 12 de agosto de 1933, Juan Carmona tomó el nombre artístico de su padre, José Habichuela, y ha pertenecido a Los Habichuelas, una familia gitana y flamenca de larga tradición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios