Crítica de Cine

Gran personaje histórico, una modesta película

Fotograma de la película con Assumpta Serna como protagonista. Fotograma de la película con Assumpta Serna como protagonista.

Fotograma de la película con Assumpta Serna como protagonista. / h.i.

El director Pablo Moreno, y su productora llamada con realismo Contracorriente, tiene el mérito de hacer un cine de temática religiosa en un contexto social y cultural no muy inclinado a apreciar estas cuestiones. Desgraciadamente tiene en su contra sus limitaciones presupuestarias y, sobre todo, creativas. Logra sacar adelante con pocos medios películas solo aptas para canales televisivos religiosos como Un Dios prohibido, Luz de libertad o Poveda. No es el hombre un Dreyer, un Bresson o un Pasolini, precisamente. O, por venirnos más a nuestros días, un Malick. Ya, ya… Los genios no abundan. Pero en estos últimos años en los que, hay que insistir, la temática religiosa es vista por la mayoría de la crítica con sospecha e ignorada por el público, se han estrenado películas cuya calidad ha sido unánimemente reconocida. Casos de El molino y la cruz, Ida, El gran silencio, El hijo de Saúl, De hombres y dioses, El árbol de la vida o Las inocentes. Las calidades son siempre más importantes que las intenciones y, por muy adverso o indiferente a lo religioso que sea el ambiente, acaban por imponerse a los prejuicios.

Red de libertad cuenta con tosquedad una historia apasionante con un excepcional personaje real en su centro: la monja Hija de la Caridad sor Helen Studler (1891-1944) que creó una red de ayuda, resistencia y evasión que salvó la vida a miles de prisioneros durante la ocupación nazi de Francia. Entre los salvados por ella estaba un joven resistente llamado François Miterrand. Este personaje y esta historia merecían más medios y mejores maneras cinematográficas. Pablo Moreno logra un producto cuyas carencias lo sitúan en el límite de la corrección. Assumpta Serna compone con convicción su personaje. El resto del reparto tiene un cierto aire amateur. El mérito único de la película es divulgar a este gran personaje histórico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios