El Gobierno ofrece a Vargas Llosa la presidencia del Instituto Cervantes

  • El ministro de Asuntos Exteriores propuso su nombre para el cargo, que sería de nueva creación · Como director ejecutivo de la institución se perfila Rafael Rodríguez Ponga, secretario de Participación Social del PP

El Gobierno ha propuesto al escritor Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura, que sea el máximo responsable del Instituto Cervantes, informaron ayer fuentes del Ejecutivo.

El escritor tiene la nacionalidad española desde 1993. La actual directora del Cervantes, Carmen Caffarel, ocupa el cargo desde 2007.

El Gobierno esta a la espera de la respuesta definitiva que dé Vargas Llosa y asume que, si aceptara el cargo, implicaría alguna modificación en la estructura del Instituto, añadieron las fuentes consultadas por Efe.

El Ejecutivo entiende los compromisos que tiene el Nobel, que le impedirían ejercer el día a día que hasta ahora ha desempeñado el director de la institución, por lo que se estudia un nuevo organigrama en el que el escritor desempeñaría la máxima responsabilidad.

El ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, ha estado informado desde el primer momento de la intención de ofrecer ese puesto a Vargas Llosa, añadieron las fuentes.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en declaraciones a los periodistas en un acto de entrega de premios de la Embajada de Israel en España, subrayó que el Nobel de Literatura tiene "todo lo que hace falta" para asumir este cargo, que supondría representar al Instituto Cervantes en el mundo, mientras que otra persona se encargaría de las labores ejecutivas.

El titular de Exteriores añadió que el diputado del PP Rafael Rodríguez Ponga es, en su opinión, la persona "indicada" para la parte ejecutiva, si bien ha recordado que la decisión sobre el "número dos" se tiene que tomar conjuntamente con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El ministro subrayó el "talante extraordinario" de Mario Vargas Llosa, una personalidad muy aceptada "aquí y allí", además de un "amante de las libertades, un defensor de la democracia y un apasionado por la cultura en español".

También recordó que Vargas Llosa tiene la doble nacionalidad, peruana y española, y la misión del Instituto es difundir la lengua y la cultura en español.

"Sería un éxito para toda la sociedad española y toda la sociedad americana que Mario Vargas Llosa aceptase la propuesta", añadió García Margallo, quien explicó que se está buscando una fórmula para refundar el organigrama del Instituto.

Con estos cambios, habría una persona que desarrollaría más las funciones ejecutivas que antes hacía el director y Vargas Llosa, si acepta, asumiría la Presidencia y la representación del Instituto Cervantes en el mundo, añadió el ministro.

El Gobierno no ha dado al escritor ningún plazo para que se decida, según el ministro, quien, por otra parte, no quiso confirmar si Rodríguez Ponga se haría cargo de la dirección ejecutiva.

En este sentido, señaló que el Instituto Cervantes es "un producto del matrimonio" entre su Ministerio y el de Educación y Cultura, y como en cualquier matrimonio las discusiones son "complejas", aunque admitió que para él es la persona indicada.

Fuentes del PP só confirmaron que Rodríguez Ponga se perfila para ese puesto. Rodríguez Ponga, de 51 años, es secretario de Participación Social del PP y ocupó diversos cargos vinculados con la cultura y la acción exterior durante los ocho años del Gobierno de José María Aznar.

Fue director general tanto de Cooperación y Comunicación Cultural del Ministerio de Educación y Cultura (1996-2000) como de Relaciones Culturales y Científicas del Ministerio de Asuntos Exteriores (2000-2001).

Posteriormente, asumió la dirección de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) entre 2001 y 2004.

Como recordó ayer García-Margallo, corresponde al Ministerio de Asuntos Exteriores proponer al candidato para dirigir el Cervantes, y al de Educación y Cultura la decisión final de designarlo.

El Instituto Cervantes, creado en 1991 y con un presupuesto anual de más de 100 millones de euros, tiene abiertos 77 centros en 44 países de los cinco continentes.

En todos ellos se dan clases de español y se realizan numerosas actividades culturales, como representaciones de teatro, conciertos y ciclos de cine en español.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios