La Fundación Mapfre dedica una exposición a Garry Winogrand

Más de 200 fotografías forman la exposición que la Fundación Mapfre dedica a Garry Winogrand, conocido como el "cronista de América", que fotografió la vida cotidiana y bulliciosa de la segunda mitad del siglo XX.

Se trata de la muestra más completa de las organizadas hasta ahora sobre el trabajo del fotógrafo estadounidense, considerado por John Szarkowski, entonces conservador de fotografía del MoMA, como "el fotógrafo central de su generación".

Junto a las obras más emblemáticas de su carrera, la exposición exhibe fotografías de sus últimos años, muchas de ellas hasta la fecha inéditas, que permiten por vez primera realizar una rigurosa revisión de su carrera.

Con imágenes de las calles de Nueva York, de hombres de negocios, mujeres, atletas y actores famosos, hippies, rodeos, políticos, soldados, aeropuertos, manifestaciones y zoos, la muestra es un proyecto conjunto del San Francisco Museum of Modern Art y la National Gallery of Art de Washington. Los comisarios, Leo Rubinfien, Erin OŽToole y Sarah Greenough, destacan que las imágenes de Winogrand (1928-1984), innovadoras, radicalmente imaginativas, con su composición centrífuga, sus horizontes inclinados y sus detalles misteriosos, cautivaron a todos aquellos que las veían.

Su obra, según los comisarios, combina la esperanza y la euforia que floreció tras la Segunda Guerra Mundial, "con una poderosa sensación de angustia, desvelando un país que parecía estar simultáneamente en la cima de sus capacidades y a punto de perder el control".

Pese a su prematura muerte a causa de un cáncer, su obra fue muy prolífica. Para él era más interesante el acto de tomar imágenes que imprimir fotografías, editar libros o concebir exposiciones, por lo que permitía a otras personas que realizaran estas actividades en su lugar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios