Cultura

'Fuenteovejuna', de la oposición al tirano a la pelea contra el cobro de canon

  • Los actores muestran una pancarta en protesta por las intenciones de la Sociedad General de Autores

Comentarios 6

Nerviosismo y mucha emoción fueron los sentimientos que predominaban en los participantes de la representación de Fuenteovejuna ayer, en los momentos previos a su estreno. Mientras tanto, el público se agolpaba en la puerta esperando con entusiasmo ocupar su localidad para disfrutar de una obra de teatro que este año ha sido muy polémica debido a los problemas que mantiene el Ayuntamiento mellariense con la SGAE y que aparecieron al final de la obra en una pancarta que entre aplausos exhibieron los actores en la que se reivindicaba que los 5.000 vecinos de Fuente Obejuna son también autores de la representación.

Así lo demostraban Fernando Murillo, que interpreta al Comendador, o Paco Pulgarín, Frondoso. Ambos aseguraron que sentían "nervios y alegría por tener papeles protagonistas". Ana Molina, con el papel de Laurencia, también experimentaba nerviosismo, además de "mucha alegría y complicidad" con el alcalde Esteban, ya que es su padre tanto en la ficción como en la vida real, lo que "ayuda mucho".

Otro actor, Ángel Luis Martín, que interpreta a Flores, el criado del Comendador, manifestó que a pesar de haber participado con papeles protagonistas en otras ediciones sigue poniéndose "nervioso porque hay mucha responsabilidad". Por su parte, el director de la obra, Fernando Rojas, expuso que lo que más trabajo le ha costado para llevar a cabo su labor es "conjuntar a todas las personas para que no parezcan estatuas e incluirlos en la trama".

A las 21:15 las puertas se abrieron al público y media hora después varios actores se mezclaron con los espectadores en la grada y entonaron cánticos de la época. A su término realizaron una pequeña referencia a El Alcalde de Zalamea, como homenaje a esta obra también de Lope de Vega.

Muchos de los asistentes llegaron desde fuera de la localidad, como Manuel Caballero, de Barcelona, que acude al municipio debido a que tiene familia en Fuente Obejuna y fue a ver la obra para "disfrutar de una buena representación, unos grandes actores y un público entregado". En cambio, Zoraida Serena y María Ángeles Caballero, ambas mellarienses, esperaban "ver algo diferente", ya que han acudido a todas las ediciones anteriores de Fuenteovejuna.

También estuvieron presentes varios diputados provinciales del PP, Andrés Lorite, Félix Romero y Pepi Soto; el portavoz del PP en el Consistorio cordobés, José Antonio Nieto, y la alcaldesa de Villanueva del Duque, Marisa Medina.

Pocos minutos antes del comienzo de la escenificación, se llenó completamente el aforo, y sobre las 22:00 empezó la actuación y todo se fue sucediendo conforme estaba previsto. Bajo la dirección de Fernando Rojas, Frondoso y Laurencia han vuelto a revivir su historia después de tres años en los que no se ha realizado esta representación. En esta edición destaca la amplia participación de los vecinos de la localidad, cuyo número ascienden a más de 300. Igual que la de los animales, concretamente los caballos, que estuvieron guiados por jinetes mellarienses, en su mayoría pertenecientes a la Peña Hípica Virgen de Gracia, de la localidad.

La actuación de los protagonistas arrancó los aplausos del público en varios momentos cumbres de la representación, en especial, los reproches que Laurencia dirige al pueblo por no impedir los abusos que ha sufrido de manos del Comendador. La plaza Lope de Vega se vistió de gala para uno de los mayores acontecimiento que vive el pueblo. Este año se han incorporado novedades, como ocultar la estatua que preside el centro de la localidad con una réplica de la torre que la acompaña. Además, Fernando Rojas ha querido dar un protagonismo especial a la música. Predominan así los cantos de los actores que representan al pueblo de la época y el sonido instrumental de la Banda Municipal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios