Francisco Onieva gana el Jaime Gil de Biedma por 'Vértices'

El cordobés Francisco Onieva, por Vértices, y el madrileño Jacobo Llano, por El silencio de los peces, se alzaron ayer como ganadores de la decimosexta edición de los premios de poesía Jaime Gil de Biedma, valorado con 10.000 euros y con la publicación de las obras por la editorial Visor. El accésit, otorgado por la entidad financiera Bankia, fue para Sergio Fanjul.

El coordinador del certamen, Gonzalo Santoja, destacó de la obra de Onieva "el reflejo del vértice del tacto y de la mirada en un libro íntimo, sencillo y muy envolvente, una obra optimista que celebra la vida y la emoción".

Un total de 1.298 trabajos se han presentado en esta edición, que ha contado con el récord de participación, y de ellos solo 14 han resultado finalistas y dos han logrado el premio. En torno a la mitad de los participantes de este año procedían de España, mientras que la otra mitad han sido iberoamericanos, fundamentalmente mexicanos, peruanos y argentinos.

El jurado estuvo formado por el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez; el coordinador del certamen, Gonzalo Santoja; el secretario, Emilio Lázaro, y los periodistas, poetas y escritores Luis María Ansón, Antonio Colinas, Juan Manuel de Prada, Fermín Herrero, Carlos Fernández, Andrés Barba y Jesús García.

Al enterarse de la noticia, Onieva sintió "un emoción inmensa, una gran alegría y sorpresa, además de un orgullo y satisfacción tremenda porque el Jaime Gil de Biedma es uno de los premios más prestigiosos de la poesía española con un gran palmarés de ganadores". Por otra parte, "uno sueña con ganar ese premio para publicar en Visor algún día, la editorial de referencia a nivel nacional", apuntó.

Para el autor cordobés esto supone "una satisfacción porque recompensen el trabajo realizado", en este caso un jurado formado por "pesos pesados de la literatura española actual".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios