El Festival de San Sebastián arranca con el nuevo filme de Win Wenders

  • El certamen incorpora en su 65ª edición series y películas de televisión, en respuesta "a lo que está pasando en el mundo audiovisual"

  • Estarán presentes Darín, Banderas y Malkovich

Unos operarios colocan carteles del festival donostiarra la víspera de su inauguración. Unos operarios colocan carteles del festival donostiarra la víspera de su inauguración.

Unos operarios colocan carteles del festival donostiarra la víspera de su inauguración. / efe

El 65º Festival de Cine de San Sebastián, que empieza hoy, será recordado por ser el primero en el que, en sus secciones cinematográficas, se aceptaron series y películas de televisión; el arrastre de los nuevos tiempos, al que no se ha resistido, sino todo lo contrario. "El festival responde a lo que está pasando en el mundo de lo audiovisual", asegura su director, José Luis Rebordinos, para quien el futuro inmediato del cine ya se expresa de formas "muy variadas", tanto de producción como en plataformas y formas de exhibición. El certamen arranca con una gala en la que se hará entrega del premio Fipresci al cineasta Aki Kaurismäki y se proyectará Inmersión de Win Wenders.

Rebordinos ya dijo durante la presentación de las películas españolas de la muestra en la Academia de Cine, en Madrid, que, de momento, no se ha pensado en cambiar el reglamento de próximas ediciones para que las series puedan competir por la Concha, pero tampoco se cierran en banda.

"Hay películas que, probablemente, si no fuera por el apoyo de las plataformas, no existirían, así que -opina- bienvenido sea Netflix". Es el caso de Fe de etarras, primer filme en el Zinemaldia producido íntegramente por Netflix con distribución por internet; y de Movistar + detrás de las series La peste, de Alberto Rodríguez, y Vergüenza, de Juan Cabestany, que competirá íntegra en Zabaltegi.

Pero las estrellas, de momento, siguen viniendo del cine. El festival ha apostado este año por el glamour demostrado con los imbatibles Ricardo Darín y Monica Bellucci recogiendo sus premios Donostia, junto a la octogenaria Agnes Varda y el apreciado Antonio Banderas, que recogerá su Premio Nacional de Cinematografía. Con ellos, rostros más añosos, como Glenn Close, Arnold Schwarzenegger o el presidente del jurado, John Malkovich, y, bajando la media de edad, la sueca Alicia Vikander y los hermanos Franco, James y Dave.

Las jurados Emma Suárez y Dolores Fonzi, además de Paz Vega, Úrsula Corberó y Berenice Bejó, entre otras, también desfilarán por la alfombra roja.

Penélope Cruz y Javier Bardem pasarán por el Zinemaldia como una exhalación, ya que el rodaje con el oscarizado director iraní Asghar Farhadi les retendrá hasta el mismo día 30, cuando se proyecta en el Velódromo la última Perla, Loving Pablo.

Este año, además, el festival se meterá en los bolsillos de los usuarios con una app para dispositivos móviles.

En lo que no cambia, ni este festival ni ningún otro, es en la escasez de nombres femeninos al frente de las películas importantes; en concreto, este año, de 25 títulos no habrá ninguna directora española en la sección oficial. Sí competirán ahí la argentina Anahí Bernerí, con Alanis, la polaca Urzula Antoniak, con Beyond Words, la austríaca Barbara Albert, con Licht, y la serbia Ivana Mladenovic, con Soldados. Story from Ferentari.

Aunque la presencia de directoras más fuerte viene de Latinoamérica: en Horizontes Latinos, cuatro de las 12 películas están dirigidas por mujeres: las argentinas La novia del desierto, de Cecilia Atán y Valeria Pivato, y Temporada de caza, ópera prima de Natalia, la costarricense Medea, de Alexandra Latishev, y la chilena Los perros, de Marcela Said.

En el apartado Nuevos Directores están Silvina Schnicer Schlieman, argentina también -junto a Ulises Porra Guardiola-, con Tigre, la chilena Marialy Rivas, con Princesita, y la colombiana Laura Mora, con Matar a Jesús. Y otra argentina más en Culinary, Mercedes Córdova, que debuta con el documental E il cibo va.

En total 16 cintas irán estos días a por la Concha de Oro, dos estarán fuera de concurso -la clausura, The wife, y Marrowbone. El secreto de Marrowbone- y tres como proyecciones especiales: Morir, de Fernando Franco, el anime japonés Fireworks y Wonders of the sea, un documental en 3D apadrinado por Arnold Schwarzenegger.

Dieciséis títulos más competirán por el premio Nuevos Directores y 22 en Zabaltegi-Tabakalera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios