Fernando Pineda rescata del olvido a los represaliados del franquismo

  • El presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, acompañó al autor de las 'Memorias de El Campillo-Salvochea'

El patio de la Diputación acogió la presentación del libro Memorias recuperadas de El Campillo-Salvochea, obra del histórico exalcalde socialista de El Campillo y actual presidente de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva, Fernando Pineda Luna, que estuvo acompañado por el presidente de la institución provincial, Ignacio Caraballo. El libro, editado por el ente provincial, tiene el principal objetivo de "recuperar del olvido a represaliados por el franquismo de la comarca de la Cuenca Minera", según el propio autor.

Bajo el convencimiento de que en Salvochea-El Campillo "todos fuimos perdedores", Fernando Pineda pretende rescatar estas memorias con el objetivo de "restablecer la dignidad de los olvidados" y de "elevar la autoestima de un pueblo que fue utilizado por la propaganda fascista como el paradigma de la maldad satánica de los rojos" y al que el propio general sublevado Gonzalo Queipo de Llano Sierra había ordenado "incendiarlo y, si fuera necesario, eliminarlo".

El que fuese vicepresidente de la institución provincial entre 1991 y 1999, Fernando Pineda, se mostró "feliz y satisfecho por haber cumplido uno de los principales deberes que me impuse en la vida al recuperar del olvido a un total de 345 asesinados, 194 viudas y 564 huérfanos, es decir, a 1.103 víctimas de la represión fascista", partiendo de los 184 asesinados relacionados por Francisco Espinosa Maestre en su obra La Guerra Civil en Huelva, editada en 1996 por la propia institución provincial.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, que quiso acompañar a su amigo y compañero en este "acto de dignificación de la memoria de cuantas víctimas padecieron la represión de los rebeldes fascistas desde 1936 hasta 1978", recordó que "las asociaciones que trabajan por la Memoria Histórica en Huelva, como la que preside Fernando, están desarrollando una incansable labor en la difícil tarea de extraer la verdad, indagando los datos de los archivos militares, exhumando los restos de fosas comunes y escuchando los testimonios de quienes aún tienen algo que contar para superar los obstáculos de un olvido impuesto por quienes quisieron borrar la memoria".

Para el presidente de la institución provincial, "muy implicado" en todo lo que atañe a la Guerra Civil, "la memoria histórica forma parte de los principios de una sociedad democrática, obligada a hacer que la verdad prevalezca, a honrar a las víctimas y a aprender de las experiencias pasadas. No hay que olvidar que, para muchas familias, la memoria es lo único que les queda de sus seres queridos". Por este motivo "se hace tan necesaria la labor y la recopilación de todo lo ocurrido en libros como el que hoy tienen en sus manos que, de una manera pedagógica y muy amena, recogen la visión más localista de lo ocurrido durante aquella oscura época a través de documentos y testimonios orales".

Por último, Pineda ha afirmado que seguirá investigando sobre estos asuntos porque "estoy seguro que faltan más víctimas que sacar del olvido", desmenuzando los acontecimientos sucedidos en uno de los municipios onubenses que sufrió con mayor dureza el ataque del fascismo, posiblemente alentado por su origen minero y por el nombre que el municipio tomó valientemente durante la II República: Salvochea, en honor del ilustre anarquista gaditano Fermín Salvochea.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios