Fallece a los 91 años el actor Harry Dean Stanton

  • Protagonizó 'Paris, Texas', el bellísimo filme de Wim Wenders, y fue también una presencia habitual en la obra de David Lynch

Harry Dean Stanton, en la secuencia inicial de 'Paris, Texas' (1984), de Wim Wenders. Harry Dean Stanton, en la secuencia inicial de 'Paris, Texas' (1984), de Wim Wenders.

Harry Dean Stanton, en la secuencia inicial de 'Paris, Texas' (1984), de Wim Wenders.

El actor estadounidense Harry Dean Stanton, que protagonizó la película de culto Paris, Texas y que fue un habitual colaborador de David Lynch, murió ayer a los 91 años en un hospital de Los Ángeles. Artista de larguísima y muy alabada trayectoria, deja una película sin estrenar, Lucky, de John Carroll Lynch, que se estrenará en Estados Unidos a finales de este mes y que según la crítica contiene una de las mejores interpretaciones de su carrera.

Harry Dean Stanton nació en 1926 en West Irvine (Kentucky) y fue cocinero de las tropas estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial. Tras regresar a su país, estudió en la Universidad de Kentucky antes de trasladarse a California para lanzar su carrera interpretativa. Durante años acumuló incontables papeles de reparto, que al final se convertirían en su gran especialidad, y tuvo que esperar hasta la década de los 80, ya como un artista veterano, para conseguir los papeles protagonistas que le valieron el gran reconocimiento del público.

El cineasta alemán Wim Wenders lo fichó para protagonizar Paris, Texas, que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes por su reflexión detenida y melancólica a partir de un hombre que deambula por el desierto sin recordar quién es. Esta bellísima película contaba con un guión del recientemente fallecido Sam Shepard y con una memorable banda sonora de Ry Cooder.

Con un rostro afilado y misterioso y su potente presencia en la pantalla, Stanton participó en otras cintas, con papeles más o menos secundarios, como Alien (1979), de Ridley Scott; Rescate en Nueva York (1981), de John Carpenter; La chica de rosa (1986), escrita por John Hughes; y La última tentación de Cristo (1988), de Martin Scorsese. Como actor de reparto se puso también a las órdenes de prestigiosos cineastas como Paolo Sorrentino (Un lugar donde quedarse, 2011), Francis Ford Coppola (El padrino II, 1974; y Golpe al corazón, 1981), Sam Peckinpah (Pat Garrett & Billy the Kid, 1973) o Frank Darabont (La milla verde, 1999).

Mención aperte merecen sus colaboraciones con David Lynch, que requirió sus servicios de manera asidua. Stanton intervino en Corazón salvaje (1990), Twin Peaks: el diario de Laura Palmer (1992), Una historia verdadera (1999) e Inland Empire (2006), así como en la tercera y muy reciente temporada de la serie Twin Peaks.

En 2012 se presentó el documental Harry Dean Stanton: Partly Fiction de Sophie Huber, que repasaba la carrera de un actor que nunca necesitó ser considerado una gran estrella de Hollywood para conseguir la admiración y el respeto que se les dedica a quienes ejercen de tal cosa. Stanton, que fue amigo de Jack Nicholson y Bob Dylan, destacó también en el mundo de la música como un reputado guitarrista y cantante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios