Fila siete

Eterna juventud

Multicines La Dehesa Islantilla, Cine Box Aqualon Puerto Huelva, CineVip Lepe, Multicines El Condado Cinemas 7 y Al Andalus Punta Umbría.- T.O.: 'In time'.- Producción: Estados Unidos, 2011.- Duración: 109 minutos.- Dirección y guión: Andrew Niccol.- Fotografía: Roger Deakins.- Música: Craig Armstrong.- Montaje: Zach Staenberg.- Intérpretes: Amanda Seyfried, Justin Timberlake, Cillian Murphy, Olivia Wilde, Alex Pettyfer, Johnny Galecki, Vincent Kartheiser, Matt Bomer, Yaya DaCosta

El mito de la eterna juventud es algo que los hombres han ambicionado desde sus orígenes. Oscar Wilde lo plasmó en una obra admirable, El retrato de Dorian Gray (1890), una de las últimas obras clásicas de la novela de terror gótica, llevada al cine en diversas ocasiones. In time, aún tratando de la vida a cuenta, es otra cosa. Digamos que es un thriller futurista que nos lleva a una sociedad en la que el tiempo trata de soslayar al dinero y las personas no envejecen a partir de los veinticinco años, siendo el capitalismo el que marcará la diferencia entre los que pueden vivir y los que no lo consiguen.

Esta insólita historia se desarrolla en una sociedad que ha logrado anular el gen que produce el envejecimiento de los humanos. Todos sus miembros aparentan veinticinco años. Pero el tiempo se usará como moneda de cambio para contrarrestar los excesos de población. Entonces la gente con un poder económico superior puede vivir para siempre y aquellos que no cuentan con medios suficientes para sobrevivir, se verán obligados a negociar su existencia. Will es uno de esos desafortunados. Tras haber sido acusado falsamente de haber cometido un crimen, trata de huir secuestrando en su fuga a una joven heredera.

Andrew Niccol, tras su excelente guión para El show de Truman (1998), dirigida por Peter Weir, ha seguido como realizador en este retrato de sociedades utópicas, que no dudan en conquistar ambiciosos logros perfeccionistas aunque sacrifiquen a muchos de sus miembros. Es inevitable viendo esta película, y no se le escapará a los buenos cinéfilos, recordar La fuga de Logan (1976), de Michael Anderson. Y aunque aquí se hable de "capitalismo darwiniano", al decir de uno de los personajes de la película, no hace más que añadir argumentos muy recurrentes al hilo de cuanto hoy acontece y a los dilemas que vive la sociedad actual crispada en tantos casos por la indignación y los agobios económicos.

En teoría el tema es interesante, si quieren hasta apasionante, las evidentes dificultades que plantea para plasmarla en una película, es lo que no parece haber resuelto del todo, Andrew Niccol, del que echamos de menos la destreza desplegada en su película Gattaca (1997), que nos sigue pareciendo lo mejor de su filmografía. Toda su denuncia sobre la arbitrariedad en tantas actuaciones sociales, parece entibiarse en muchas ocasiones malogrando su impulso dramático.

Correcta interpretación para una historia que, a pesar de todo, no pierde su relevancia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios