Escritor de risas 'absurdas'

  • Ingeniero Técnico

Comentarios 0

Miguel Mihura, Groucho Marx o José Luis Coll tienen su prolongación en un cordobés afincado en Huelva, Francisco Jiménez. Un ingeniero técnico enamorado del humor del absurdo y que ahora afronta un nuevo reto 'Epitafios casi reales' tras su primera experiencia literaria con 'Diccionario, medio en serio medio en broma, de la Lengua Española'.

Como muestra de su primera inmersión en la Literatura un botón: si usted no entiende que es un 'bolicía local' acuda al 'Diccionario, medio en serio medio en broma, de la Lengua Española' para hallar la respuesta. Su definición es clara: "Agente de la autoridad cuya principal herramienta de trabajo es el bolígrafo para poner multas". O si quiere medir su grado de catolicismo use el término hematocristo: "Unidad de medida en sangre utilizada en la Antigüedad para determinar el grado de Cristianismo en una persona".

Jiménez juega con las palabras, con sus significados, agregándoles un nuevo sentido, dotándolas de una nueva vida que provoca un aluvión de risas en el lector. En su primera obra, la citada anteriormente, aborda 1.800 términos surgidos de la mente creadora de Francisco, quien compagina su actividad en la fábrica FMC-Foret con su gran pasión: "la Comunicación".

¿El humor inteligente o comercial? Nuestro escritor lo tienen claro: "Para decantarme por uno u otro utilizaría esta frase: 'el cómico te hace reír sobre la marcha y el humorista primero te hace pensar y después te hace reir'. Yo prefiero lo segundo".

En su nuevo proyecto, 'Epitafios casi reales', realiza un glosario de 800 epitafios relacionados con personajes históricos, cantantes, deportistas, políticos, artistas, empresarios, periodistas... Un libro inspirado en José Luis Coll para el que está buscando editorial y que verá la luz en el aniversario de la muerte del cómico, tras el sí de la familia Coll.

Para el lector un par de ejemplos: "Bábara Rey: Aunque estuve casada con un Cristo ni fui monja ni fui virgen. O, Tita Cervera: "Conseguí mi primer varón fue una obra normal. Conseguir un segundo barón fue una obra de arte".

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios