'Doñana, todo era nuevo y salvaje', un relato novelado sobre el parque

  • El cumbreño Jorge Molina presenta en la Biblioteca Provincial de Huelva el retrato de "una tierra y su gente"

"Este es un libro que habla de una tierra y de su gente, de la combinación del hombre y su paisaje", afirmó anoche Jorge Molina en la presentación de su libro Doñana, todo era nuevo y salvaje, un relato novelado sobre la evolución vivida en ese espacio natural en las décadas que transcurren entre los años 40 y los 70 del pasado siglo, cuando ese "vacío" de miles de hectáreas de marismas y mosquitos comenzó a ser una zona de cultivo para el arroz y una reserva natural de referencia mundial.

El acto tuvo lugar en la Biblioteca Provincial de Huelva, con la presencia de Juan José Oña, delegado provincial de Cultura; Rafael Terán, presidente de la Asociación de la Prensa de Huelva, y Javier Chaparro, diretor de Huelva Información, encargado de hacer la presentación del autor y su obra.

Chaparro recordó el momento en que, 25 años atrás, conoció a Molina. Los dos se iniciaban en el mundo del periodismo en una emisora municipal (Radio Aljarafe, de Tomares), pero posteriormente compartieron años de oficio en la redacción de El Correo de Andalucía, en Sevilla. Fue allí, recordó el director de Huelva Información, "donde aprendimos a ser cocineros antes que frailes" y donde ambos apuntalaron su vocación periodística en compañía de muchos otros profesionales.

"El periodismo es el más bello oficio del mundo porque te obliga y te permite acercarte a personas interesantísimas, desde un presidente del Gobierno a un alcalde, pero también a un bracero o un escritor consagrado", sostuvo Chaparro, para quien la necesidad de ponerse "en la piel del otro" se refleja en la obra de Jorge Molina.

La descripción de los personajes que aparecen en el relato de Molina componen "la intrahistoria unamuniana" de Doñana, "un Macondo sureño" de contrastes, de señoritos y pobres que habitaban una naturaleza virgen que intentaban adaptar para cultivo. "Jorge ha hecho un trabajo de raíces periodísticas con el retrato de personajes célebres, ya sean Queipo de Llano, Paca la Culona (como el general tildaba a Franco en tono despectivo), Tono Valverde y otros desconocidos, ya fuera un jornalero valenciano explotado o un sargento republicano que vive oculto en un chamizo", describió Chaparro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios