Descubierto un tesoro romano de 600 kilos de monedas del siglo IV

  • Fue hallado por los trabajadores que abrían una zanja en el parque El Zaudín de Tomares (Sevilla) y puede tratarse de un con junto único de la historia del Bajo Imperio en España

Un total de nueve ánforas completas y diez fragmentadas que contenían en su interior unos 600 kilos de monedas de bronce del siglo IV después de Cristo fueron halladas el pasado miércoles durante el desarrollo de unas obras para instalaciones y canalizaciones en el Parque El Zaudin en Tomares (Sevilla). Según la directora del Museo Arqueológico de Sevilla, Ana Navarro, se trata "de un conjunto único, del que en la historia del Bajo Imperio romano de España no conocemos ningún paralelo hasta ahora".

Según explicaro ayer a Europa Press fuentes de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, el conjunto "fue deliberadamente ocultado en un espacio subterráneo y cubierto por algunos ladrillos y material de relleno cerámico". "La importancia de este descubrimiento es enorme porque es un hallazgo que se ha producido de manera casual en el desarrollo de unas obras y es un conjunto único", destaca Navarro en declaraciones a los periodistas en Sevilla.

"Aporta al patrimonio histórico y arqueológico de la Junta de Andalucía una contribución enorme y del que se sacará muchísimo partido una vez que empecemos a documentarlo e investigarlo", afirmó ayer la directora del Arqueológico, que insiste en que se trata de un hallazgo "único, muy importante y emocionante, del que solamente las investigaciones posteriores podrán dar la entidad del trabajo que tenemos por delante y de la interpretación histórica".

Asimismo, Navarro precisó que, "aunque las monedas son conocidas, lo increíble es un hallazgo de estas características", porque "son 19 ánforas que no se pueden mover por una sola persona del peso tan enorme que tienen por la cantidad de monedas que albergan", sobre las que, señaló, "hay muchísimas hipótesis abiertas, como que pudieran estar relacionadas con pagos al ejército o con algún tipo de entidad pública de la Administración del Estado".

Según explicó la experta, las monedas presentan varias inscripciones, alguna referidas al emperador Constantino y otras a Maximiano, pero probablemente "puedan reflejar otra franja cronológica más amplia", y "no se descarta que aparezca alguna efigie con Diocleciano porque incluso hay ánforas que aún están sin abrir". Además, detalló que "la gran mayoría son recién acuñadas y probablemente algunas tengan un baño de plata, no solo de bronce".

Durante su intervención, Navarro quiso también dar las gracias a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a los propios trabajadores de la empresa que hicieron el hallazgo y lo comunicaron de inmediato, lo que permitió "establecer a partir de ahí el procedimiento habitual y a las 19:00 de este miércoles estábamos recepcionando en el Museo esta maravilla".

En cuanto el tiempo que estiman que durará esta investigación, afirmó que "muchísimo tiempo porque cada ánfora tiene miles de monedas". "El tiempo en materia de investigación arqueológica es lento porque no podemos inventar la historia; hay que documentarla, y documentar y trabajar bien requiere mucha dedicación", apostilló. Además, explicó que hay una documentación de determinados yacimientos del entorno que "habrá que estudiar y relacionar posiblemente con una villa importante", aunque, puntualizó, "ahora empieza el trabajo de la hipótesi arqueológica e histórica que hay que contrastar con la documentación y la investigación", trabajos que se van a desarrollar en el Museo Arqueológico de Sevilla.

"Este museo tiene un gran equipo humano y un equipo de técnicos gracias al que se pudo rápidamente albergar esta colección y presentarla a los medios en menos de 24 horas", destacó Navarro. Asimismo, y ante la pregunta de si puede haber más hallazgos en la zona, respondió que "no lo saben", ya que "es un terreno que hay que controlar y revisar, y desde la Delegación Territorial de Cultura se han tramitado las medidas correspondientes ante una hallazgo de esta envergadura".

En relación al proceso que seguirán los investigadores, Navarro señaló que "se procederá a la limpieza de las monedas, estabilizarlas en materia de conservación para que no sufran un deterioro e inventariarlas, darles ese DNI que tienen que tener dentro del a colección museística y, a partir de ahí, una vez que acabe nuestro trabajo, empezar a relacionar el contexto y ver qué procesos históricos se estaban dando en esos momentos en el Bajo Guadalquivir".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios